Publicada en

Nachos de garbanzos en vídeo receta

Hace unos días, nuestra amiga Nuría (la endocrina que me enseñó el método del plato) nos regaló un libro de legumbres (del que os hablaré otro día) de la Fundación Alicia y, hoy, he hecho la primera receta (en vídeo como os comenté hace dos semanas, todas van a ser en este formato): unos nachos de harina de garbanzos.

Sigue leyendo Nachos de garbanzos en vídeo receta

Publicada en

Quiché de puerros, jamón y mozzarella

En busca de la eterna… forma de intentar que los niños coman verduras. Si sois padres/madres lo sabréis. Es desesperante intentar que los niños coman verduras de forma habitual, diaria, en casa. Reconozco que en ocasiones en caído en lo fácil que resulta que coman hidratos con hidratos o proteínas rebozadas en hidratos y el ketchup para todo. Lo reconozco. Ahora bien, ya dese hace bastante tiempo pero sobre todo desde que yo también estoy comiendo de otro modo no hay día que mis hijos no coman en casa verdura.

Sigue leyendo Quiché de puerros, jamón y mozzarella

Publicada en

Salteado asiático del “método del plato”

Ya os lo dije ayer, toca poner alguna receta de las que estoy haciendo últimamente, cambiado radicalmente la forma de comer: cantidades, alimentos, etc. Y una receta que os puede dar la idea de lo que supone esta forma de comer, que no es otra que seguir el “método del plato” es la receta que os presento hoy.

Se trata de un salteado asiático que tiene todos los grupos alimenticios en el orden en que se debe de comer de una mejor forma. Primero la verdura, unos 300 gramos por persona antes de cocinar: pak choi (una col china), berenjena china (no sé el nombre asiático), setas shiitake (pueden entrar dentro de la categoría verdura) y cebolla. En el grupo de los farináceos o hidratos tenemos los noodles (unos 40 gramos por persona y no puse pan para acompañar) y después en la proteína he puesto pollo (120 gramos por persona). Además también hay un poco de aceite de sésamo (1 cucharada en total), unas semillas de sésamo (como 10 gramos en total), 3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de jengibre rallado y 3 cucharaditas de kimchi.

Sigue leyendo Salteado asiático del “método del plato”

Publicada en

Comer mejor y receta de berenjenas con miso

Siempre que vamos a Naomi, nuestro japonés preferido de Madrid, hay un plato fijo dentro de nuestra selección. Se trata de la berenjena con miso. Creo recordar que cuesta como unos 5 euros en la carta y es un plato realmente exquisito.

La piel es crujiente, la carne de la berenjena espectacularmente sedosa y bueno el sabor es intenso como corresponde al miso. La verdad que el resultado es tan especial que se hace un poco complicado saber exactamente cómo está hecha… ¿Cocida? ¿Horneada? ¿Frita? ¿Al vapor? ¿Varias técnicas combinadas?. Pero desde la primera vez que fuimos siempre nos quedó pendiente preguntar cómo la hacían.

Ahora, coincidiendo con que llevo casi una semana “aprendiendo” a comer mejor... Sí, hago un inciso. Por mi formación en hostelería, pero sobre todo por mi preocupación por saber qué comemos y cómo deberíamos comer, la verdad que sé perfectamente cómo se debería comer bien. Pero, y debo ser sincero, me considero una persona adicta a los hidratos de carbono y a la proteína animal en especial carnes de animales con patas. Así de claro.

Sigue leyendo Comer mejor y receta de berenjenas con miso

Publicada en

Gambones con espuma de aguacate sin sifón

Había un mundo antes de que existiesen los sifones iSi de Ferran Adrià. Igual que existían las cabinas de teléfono antes que los móviles, las espumas también podían hacer sin sifón. De hecho, este tipo de espumas formaban parte de la cocina francesa que revolucionó la cocina mundial antes de que lo hiciese la cocina de vanguardia que todos conocemos por ser más cercana en tiempo y lugar.

Pero bueno, esta forma de hacer espuma de aguacate nos acerca un poco a la cocina sin cosas tan clásicas, hoy en día, como es el sifón, que buena parte de vosotros no tenéis y que los que lo tenemos, lo tenemos tan bien guardado que no solemos sacarlo nunca, ni tan siquiera para hacer esta receta. Bien es cierto que con el sifón nos ahorraríamos mucho trabajo puesto que consistiría básicamente en hacer puré del aguacate maduro, mezclarlo con la nata, pasarlo por un tamiz, meterlo en el sifón, cerrar, poner la carga, enfriar y hacer la espuma.

Hacedme caso, se pueden hacer espumas sin el sifón de Adrià

Pero el trabajo también nos aporta ventajas, por ejemplo en este caso la espuma que conseguimos nos durará mucho más tiempo montada, lo cual sí o sí es una ventaja. ¿No?

Sigue leyendo Gambones con espuma de aguacate sin sifón