El mes pasado fue el cumpleaños de mis hijos. Uno cumple el 10 de julio y la otra el 26 de julio. ¿Ni hecho a posta verdad? El mes de julio es un mes complicado. Al menos para mí lo es. Entre unas cosas y otras, desde el año pasado, no veo a mis peques nada más que dos días, medio día arriba, medio día abajo. Así que su “tarta” de cumpleaños tiene que ser especial. Y lo es esta megagalleta de chocolate rellena de Nocilla con trozos de chocolate por encima.

Creo firmemente que a pesar de no ver a mis peques casi nada durante este mes hago bien. No hago bien en no verles, pero sí hago bien haciendo por ellos y su futuro como personas que vayan a un campamento de verano. Entre otras cosas creo que aprenden y desarrollan una serie de ventajas que de otro modo no tendrían del mismo modo que se las aporta un campamento.

En esta página he encontrado algunas de las que creo son las principales las siguientes: socializan más al tener que compartir su día a día y las noches con nuevos amigos, aprenden a rellenar su tiempo con una serie de actividades que el resto del año no tienen, aprenden que lo importante es lo que hacen y no los medios (dinero) que se pueda poner en juego, ganan, y esto es muy importante, en autonomía respecto a los padres, aprender a trabajar en equipo, ganan confianza con uno mismo, etc.

Y, todas estas ventajas las veo no solo en las fotos que cuelgan del campamento, las veo cuando veo lo que han crecido en solo 15 días. Y no me refiero a físicamente. Como padre reconozco que dar alas a los niños es complicado. Por eso es un ejercicio, para mí, complicado. Por eso el mes de julio no es fácil para mí. Sacrificar el poder verles y estar con ellos a cambio de hacerles mejores personas no es nada si creo firmemente que lo estoy consiguiendo.

En fin, así que… esta receta de hoy es mi homenaje a ellos. Bueno, siendo realistas, fue la segunda megagalleta que les hice. La primera fue la mañana del cumpleaños del 10 de julio. Después, el 15 se fueron al campamento, y esta segunda megagalleta de chocolate rellena de Nocilla fue para celebrar el segundo cumple, ya después del campamento.

Cómo hacer una megagalleta de chocolate rellena de Nocilla

Ingredientes para una galleta de 22 cm

190 g de Nocilla
250 g de mantequilla
200 g de azúcar
450 g de harina
2 huevos
60 g de cacao en polvo (100 % cacao)
Pizca de sal
Cucharadita de esencia de vainilla
75 g de chocolate en trozos (50 % de cacao)

Paso a paso

1. Forramos la base de un molde de aro desmontable con film transparente de cocina. Ponemos la Nocilla formando un disco de unos 20 cm de diámetro y lo metemos al congelador durante unos 45 minutos como mínimo.

2. En un bol batimos la mantequilla en pomada con el azúcar hasta que estén bien incorporados. Incorporamos los huevos (que estarán a temperatura ambiente), la sal y la vainilla.

3. Después añadiremos la harina y el cacao. Mezclamos bien hasta que esté todo bien unido. En un molde de aro desmontable, forrado en su base con papel, ponemos la mitad de la masa.

4. Pondremos después el disco de Nocilla que ya estará casi dura y se despegará bien del film. Y terminamos con la otra mitad de la masa distribuida de forma igualitaria por toda la superficie.

5. Para terminar añadimos unos trozos de chocolate por encima. Horneamos a 180 ºC durante 30 minutos.

6. Sacaremos, dejaremos enfriar unas horas a temperatura ambiente y después ya la podremos servir. Un consejo será meter las porciones cortadas de la megagalleta de chocolate rellena de Nocilla y trozos de chocolate por encima durante 15 segundo en el microondas. Así estará mucho más rica.