…Anda el juego. No lo dudo nunca con estas brownkies dos chocolates. Cuando vamos a comer a casa de algún amigo y pienso en qué llevar. Primero, pienso, si tengo tiempo, en hacer algo yo mismo. Lo artesano, casero, siempre es un plus desde mi punto de vista. Después, esta receta o en alguna de sus variantes, es siempre una receta ganadora. Ya sabéis que me inventé esta receta pensando en hacer unas galletas a partir de un brownie.

Desde entonces las he hecho en innumerables ocasiones. Unas veces de chocolate blanco, otras veces con nueces, otras veces con chocolate con leche, a veces más finas o a veces más gruesas. A veces más hechas, a veces menos hechas… En fin, mil y una versiones de mi mejor receta de galletas. Algún días las venderé en mi propia tienda… ¡Seguro!

Cómo hacer unas brownkies dos chocolates

Ingredientes para unas 17 galletas (depende el tamaño pueden salir el doble)

250 g de mantequilla
150 g de azúcar moreno
1 cucharadita de esencia de vainilla
200 g de cobertura de chocolate con al menos del 55% de cacao.
1 huevo
350 g de harina
1 cucharadita de sal
100 g de cobertura de chocolate (55 % cacao) en trocitos
100 g de cobertura de chocolate blanco en trocitos

Pasos de elaboración de las brownkies dos chocolates

1. Empezamos, como siempre, trabajando la mantequilla para ponerla a punto de pomada. Una vez conseguido la mezclamos bien con el azúcar moreno.

2. Continuamos derritiendo el chocolate. Lo más rápido es hacerlo en el microondas. Lo metemos 30 segundos, movemos, lo metemos otros 30 segundos, movemos. Repetimos hasta que el chocolate esté derretido por completo. Lo incorporamos el chocolate a la mantequilla con el azúcar y mezclamos. Añadimos el huevo, también mezclamos. Y la harina.

3. A parte troceamos los dos tipos de chocolate. ¿Por qué no usar gotas de chocolate? Porque son odiosamente pequeñas y además se hacen con chocolate de mala calidad. Lo mejor es utilizar trozos de cobertura de chocolate. Después nos da otra sensación cuando comemos las cookies, muy diferente. Incorporamos los trozos y formamos la masa de las galletas.

4. Por último pondremos la masa, envuelta en film transparente de cocina, en la nevera hasta que se endurezca. Después, con la masa ya fría hacemos porciones. Como no le hemos puesto levadura – si no, poco tendrían que ver con un brownie – no corren el riesgo de pegarse. Así que podemos ponerlas un poco más juntas que en otras ocasiones. Pero no demasiado, que si no se pegarán de todas formas.

5. Horneamos a 180 ºC durante unos 13-15 minutos. Depende del tamaño de las cookies. Eso sí, que sean todas iguales para que se hagan a la vez.

6. Sacamos y dejamos enfriar unos minutos hasta que se endurezcan. Una vez que ya se puedan coger comprobaréis que son unas cookies maravillosas. Ligeramente crujientes y con el corazón igual de espeso que un brownie bien hecho.