Me ha dado por las mermeladas. Lo reconozco. La semana pasada publicaba la receta de la mermelada de fresas con algunos consejos extras, y, hoy, toca esta receta de mermelada de fresas y frambuesas. En este caso, la mermelada resulta especial. La frambuesa realza el sabor de las fresas, potencia ese toque ligeramente ácido que contrasta genial con el dulce, como no, de la mermelada.

Y, aunque en el otro post tenéis los consejos básicos para hacer mermelada os los voy a resumir para que se hagan más sencillos y claros:

Lo primero, es lo primero, veamos algunos consejos prácticos para hacer mermelada de fresa (y otras) en casa. Vamos a enumerarlos, a ver cuántos salen: Haced poca cantidad de cada vez para conservar sabor y color, elegid fruta con el mismo grado de maduración y que esté sana, atentas a la receta porque a veces llevan agua, otras veces no.

Cómo hacer mermelada de fresas con frambuesas

Ingredientes para un bote de unos 400 gramos

2 de 3 partes de fresas
1 de 3 partes de frambuesas
3/4 del peso de las fresas y frambuesas en azúcar

Es decir, por ejemplo:

350 g de fresas
115 g de frambuesas
435 g de azúcar

Paso a paso

1. Primero limpiaremos bien las fresas y frambuesas. Las secamos y pesamos para calcular bien las proporciones anteriores. Pesaremos el azúcar en relación al peso total de fruta que tengamos y calcularemos tres cuartas partes.

2. Mezclamos el azúcar con las fresas troceadas y añadimos las frambuesas enteras. Ponemos en un cazo. Atención, que no sea pequeño que al cocer aumenta el volumen y se puede salir.

3. Herviremos a fuego alto durante unos 4 minutos, removiendo con cuidado pero continuamente. Herviremos dos minutos más, bajando el fuego y otros dos minutos más a fuego suave. También, sin parar de remover.

4. Para calcular el punto, si metéis una cuchara al sacarla deberá salir napada, recubierta de mermelada. Si se escurriese rapidamente dejaremos cocer un par de minutos más.

Nuestra mermelada de fresas con frambuesas, bien hecha, no necesitará medidas de conservación adicionales. Máxime si hemos hecho poca cantidad, ya que será lo que consumamos diariamente (o casi diariamente).