Hace ya dos meses, ni más ni menos, que estuvimos en Chinchón y comimos en el restaurante La Villa, situado en la misma plaza Mayor de esta pequeña localidad del sur de Madrid. Fue una elección de última hora porque íbamos aconsejados a otro restaurante, de cuyo nombre no quiero acordarme, y salimos escopetados al ver de qué iba la guisa. Pero, después de pasear arriba y abajo recalamos en esta maravilla de restaurante.

Era festivo en Madrid (capital) y decidimos ir de excursión con los niños a Chinchón. Increíble pero cierto, a mis 38 años nunca había estado en Chinchón. Es curioso, porque es de las excursiones que le gustaba mucho hacer a mi padre. El caso, es que como el refrán, más vale tarde que nunca.

Con los peques, descubrimos un sitio ideal para pasar el día, es pequeño, se ve rápido y está muy bien orientado al turismo. Es decir, paseos cortos de puerta a puerta. Conocer otro estilo de vida, muchos restaurantes y bares donde picar, tomar una caña y comer. Hasta un convento, donde ya sabéis, compré unos dulces de convento. Y, hasta donde comí una receta que me impulsó a hacer mi receta en vídeo de leche frita. Pero, vamos a lo que vamos: el restaurante La Villa.

Restaurante La Villa en Chinchón

Crema de calabaza

Seguramente porque íbamos en un festivo de la capital, y no de allí, que cayó entre semana, tuvimos la suerte de poder comer en este restaurante. Si vais fin de semana lo mejor será reservar con antelación. Incluso, si queréis algún plato en concreto, como el cochinillo, a lo mejor será bueno reservarlo con antelación. Nosotros, no tuvimos problema alguno.

Descubrimos un restaurante que el precio medio del ticket puede salir algo caro si nos atenemos solo al precio. Pero vista la calidad de los platos y la sobresaliente atención, la relación calidad precio es perfecta. En cualquier caso, al final de este post tenéis los datos de contacto con el restaurante La Villa de Chinchón.

De primero, una vez ya sentados en una sala donde se siente uno muy tranquilo y a gusto, mesas espaciosas, vistas a la Plaza Mayor de Chinchón… nos trajeron un aperitivo de temporada, para aquella temporada, hace dos meses, fría, genial. Unos vasitos de crema de calabaza que estaba espectacular de sabor. Con unos ingredientes bien pochados y caramelizados. Recompone el cuerpo cansado de pasear que es una gloria.

Para los niños

Gambas a la gabardina

Destacaré, que creo recordar, que el restaurante no tenía menú de mediodía. Es restaurante a la carta. Esto, en relación al precio. Obviamente es más caro comer a carta que de menú. Por otro lado, y algo que está bien porque los niños se tienen que acostumbrar a comer algo diferente… Es que no hay platos en plan sección “para niños”. Pero, sí hay platos que pueden comer sin problema (si son, como los míos, que no suelen comer muchas cosas diferentes).

Para ellos pedimos, las gambas a la gabardina de arriba (también para nosotros por supuesto) y las chuletillas de cordero que sirven con unas chips variadas. Las gambas son como el plato estrella del sitio. Supongo que deben servir muchas de estas en la barra de la entrada, ideales como aperitivo. Una buena ración, doradas, jugosas y crujientes como tienen que ser.

Los niños encantados, tanto con la crema anterior, con las gabardinas y, sobre todo, las chuletillas. Ah, y las chips, que no habían probado antes, les fascinaron.

Chuletillas de cordero

Principales en el restaurante La Villa

Alcachofas gratinadas

Fuera de carta, creo recordar, estaban las alcachofas gratinadas con alioli y rellenas de un revuelto de gambas. Las pedimos y triunfaron. Unos fondos de alcachofas de un tamaño considerable. Estaban muy bien limpias y cocinadas al punto. Rellenas de un cremoso revuelto de gambas y gratinadas con alioli. Tal vez un pelín de más el punto del gratinado. Pero en conjunto ideal para compartir dos personas o cuatro personas si os pedís otro plato más de algún entrante. Aunque depende de la gula que tengáis.

De plato fuerte nos pedimos el cochinillo asado. Así para empezar a rodar. En especial porque es un plato genial para dos comilones pero si uno de los dos come algo menos, habrá otro (yo en este caso) que acabará rodando sin parar. Es un cuarto de cochillo, crujiente y dorado. Jugoso, mucho… Lo recuerdo y babeo.

Cochinillo asado

Los postres: leche frita, tarta de manzana…

Tarta de manzana

No hay comida perfecta cuando uno va de excursión sin postre perfecto, o al menos sin pedir postre. Los peques pidieron helado de chocolate y crêpe de chocolate.

Crepe de chocolate

Y, por último, nosotros pedimos la leche frita, cremosa y estupenda con ese anís flambeado. Y, la tarta de manzana, que por lo que me cuenta mi pareja estaba muy rica. Y poco más que añadir.

Leche frita con anís

Como os he comentado, si planificáis la visita, llamad para reservar, nunca está de más. Merece la pena.

Cómo llegar al restaurante La Villa en Chinchón

Dónde: Plaza Mayor, 45, 28370 Chinchón, Madrid
Web: Restaurante La Villa
Teléfono: 918 94 05 93