La receta de mermelada de fresa, como casi cualquier mermelada, es rápida. Así que el título tiene truco. No es que haya formas lentas y rápidas de hacer esta mermelada. En total, entre que limpiamos, cortamos, pesamos y cocinamos la mermelada no deberíamos pasar de unos 15 a 20 minutos en total. Y, aún así, si pasamos de ese tiempo tampoco será por mucho más.

En esta entrada de hoy vais a encontrar, no solo la receta de mermelada de fresa, también encontraréis consejos útiles para hacer cualquier mermelada. También, un vídeo de cómo hacer el baño María para conservar la mermelada más tiempo. Enlaces a otros posts con más trucos sobre cómo conservar mermeladas sin baño María.

Consejos para hacer mermelada de fresa casera

Lo primero, es lo primero, veamos algunos consejos prácticos para hacer mermelada de fresa (y otras) en casa. Vamos a enumerarlos, a ver cuántos salen:

1. No hagáis mucha cantidad de mermelada de una sola vez. El tema se complica por varias razones. La primera, y fundamental, que hay que remover constantemente para que no se pegue al fondo, así que será más fácil si hacéis cantidades pequeñas (de 500 gramos 1 kilo de fruta) por vez. La segunda, razón es porque a más cantidad, ollas más grandes y más difíciles de manejar. Y, la tercera razón, el tiempo de cocinado. A más cantidad, más ingredientes, más agua y más tiempo de cocinado por lo que el color y sabor de la fruta empeora.

2. Las fresas, o cualquier otra fruta, es bueno que tengan el mismo grado de madurez. Parece obvio, pero es algo en lo que no solemos caer. A mismo tiempo de madurez, mismo sabor en conjunto y mismo punto de cocinado final.

3. La fruta que utilizaremos deberá estar sana. Eso de hacer mermelada con fruta pocha, como que no. De verdad, hay gente que piensa que sí sirve, y no… El sabor y color final se notan una barbaridad.

4. Hay muchos tipos de mermeladas, algunas es bueno que la fruta esté un tiempo antes en maceración con el azúcar, otras requieren que se cocinen primero por separado en diferentes ebulliciones de agua antes de incorporarlas al azúcar. Bueno, en esto, seguid el libro o web o blog del que os fiéis para hacerla. La mermelada de fresa de hoy es súper sencilla.

Más consejos para hacer mermelada en casa. Sobre la proporción de azúcar

5. La proporción de la receta varía mucho en función de unas recetas u otras. No es lo mismo una mermelada de moras que una de fresas que una de melocotón que una de albaricoque que… etc. Así podríamos estar siglos. Lo importante, sobre todo, es el punto final de la mermelada sin cocinarla en exceso. Repito, si cocinamos en exceso el color y sabor varían y lo suyo es que, siendo dulce, el sabor de la fruta conserve esa frescura que tenía sin cocinarla. El punto del almíbar será de 32 a 34 grados baume o lo que es lo mismo, punto de espejuelo o hebra fuerte. En el enlace podéis ver cómo obtenerlos.

6. La proporción de los ingredientes, por lo tanto, varían de una fruta a otra por: la cantidad de agua que tiene esa fruta, el grado de acidez o azúcar que ya tiene la propia fruta. Por ejemplo, las moras necesitan agua y más azúcar en su elaboración que las fresas que necesitan menos azúcar y nada de agua adicional.

7. ¿Qué pasa si añade agua a la cocción de la mermelada de fresa? Pues realmente no pasa nada como tal, es decir, se puede. Pero, para llegar al punto de la mermelada antes mencionado necesitaremos más tiempo para evaporar el agua sobrante. Es decir, gastaremos más luz o gas y el color y sabor de la fresa (por haberla cocinado más tiempo del necesario si no se hubiese añadido agua) habrá variado y empeorado.

Vídeos de cómo conservar mermelada. Tanto al baño María como sin baño María

Aquí, el vídeo de cómo conservar mermelada al baño María.

Aquí, el vídeo de cómo conservar mermelada sin baño María.

Cómo hacer mermelada de fresa casera y rápida

Ingredientes para medio kilo de fresas ya limpias y cortadas:

1/2 kilo de fresas limpias y cortadas en trozos, no muy pequeños si queréis que se noten al final.
3/4 partes del peso de las fresas en azúcar. Es decir, 375 gramos de azúcar.

Elaboración, paso a paso, de la mermelada de fresa:

Cocinado de mermelada de fresa

1. Limpiaremos las fresas, tienen que estar todas al mismo punto de maduración, les cortamos la parte de la hoja y comprobaremos que no tengas partes pochas. Si las tienen, la eliminamos bien.

2. Pesamos las fresas bien y pesaremos 3/4 partes de su peso en azúcar. Es decir, multiplicamos por tres el peso de las fresas y dividimos por cuatro. Ese valor será el que pesaremos en azúcar para hacer mermelada de fresa.

3. Ponemos en una cazuela, y coceremos removiendo constantemente durante 7 minutos desde que empiece a hervir. El punto del fuego deberá ser un poco más de medio. En cualquier caso, no debe hervir mucho ni tampoco muy despacio.

4. Podemos comprobar su punto poniendo una cucharada de la mermelada en un plato y dejando caer. Si la mermelada se resiste un poco a caer ya estará. Si cae muy rápidamente dejaremos cocer, removiendo, unos minutos más. Como os dije antes, todo depende de la cantidad de agua que tenga la fruta.