Y como un nuevo domingo, vengo con una receta de esa que podemos hacer para comer cada día. Hoy, una fideuá de espárragos verdes y pollo. Es una receta muy completa para hacer en casa, además es rápida puesto que entre preparación y elaboración tardaremos unos 20 a 25 minutos. Y es completa porque tiene su verdura, su proteína animal y sus hidratos de carbono.

Ya sabéis que soy muy de método del plato en casa. Es una forma completa y sana de cocinar. Teniendo en mente los tres grupos de alimentos, y una proporción adecuada a la edad, gasto calórico diario en función de la actividad física, etc., conseguiremos comer de forma muy correcta. Que es lo importante.

Cómo hacer una fideuá de espárragos verdes y pollo

Ingredientes para 4 personas:

1 manojo de espárragos verdes
50 g de cebolla
2 cucharaditas de tomate concentrado
1 pizca de azafrán
300 g de pollo sin hueso ni piel
150 g de pasta para fideuá
250 ml de caldo de ave
Aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra recién molida

Elaboración paso a paso

1. Empezaremos preparando todos los ingredientes de nuestra fideuá de espárragos verdes. El pollo lo corto en trozos pequeños, puede ser pechuga o contramuslo. Los espárragos, primero se chascán por donde rompa el tronco. La parte callosa se tira, la otra la cortamos en trozos pequeños, también. La cebolla la picamos y el caldo lo ponemos a calentar.

2. En una cazuela baja ponemos como 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Añadiremos la cebolla picada y la rehogamos unos minutos con un poco de sal. Incorporamos el pollo y cuando coja color los espárragos.

3. Cuando esté todo bien rehogado incorporamos el tomate, la pasta de fideuá y removemos bien. Después incoporamos el caldo y dejamos hervir a fuego suave durante 10 minutos. No sin antes aderezar con el azafrán un poco de sal y la pimienta.

4. Cuando estemos llegando al final comprobaremos el caldo, si por lo que fuese no quedase mucho, añadimos un poco, si quedase mucho, subiremos el fuego con el objetivo de que se evaporé bien justo cuando llegue a 10 minutos de cocción.

La fideuá de espárragos verdes y pollo es un plato que no necesita más. Es completo y único en sí mismo. Eso sí, una fruta después será ya de diez.