Nuestra primera entrada del Curso de cocina: “Cómo cocinar en casa”, está dedicado a los utensilios de cocina. Si estáis interesadas e interesados en utensilios de repostería los podéis encontrar en este otro post. La cantidad y tipos de utensilios que necesitaremos irá directamente proporcional a nuestros medios para tenerlos: dinero y sitio en la cocina. Principalmente. Y la habilidad de cómo usarlos lo podemos adquirir con el uso.

Al final, los utensilios de cocina los utilizaremos para realizar diferentes funciones que van desde la preparación (limpieza, corte y mezcla de alimentos), hasta la terminación (servicio y presentación) pasando por el cocinado (uso de diferente recipientes: sartenes, ollas, cazuelas, robots de cocina, etc., instrumentos para medir, ).

Además de los medios económicos con los que debemos contar a la hora de seleccionar los utensilios de cocina, debemos saber que primará nuestra elección personal. Por eso, en el vídeo de arriba, podéis muchísimos tipos diferentes. Yo he intentado enseñaros variedades diferentes en función de los materiales, tamaños y usos de los mismos. Por cierto, es un vídeo que hice hace tiempo (más de un año) porque estaba previsto para desarrollarlo como contenido en un curso de cocina privado. Al final, me he decidido a publicarlo y hacer ese mismo curso (de otra forma), en abierto, de forma que intentaré que haya un vídeo semanal dedicado a ese curso.

Mis agradecimientos a la Escuela de Cocina Apetit’Oh que me dejaron grabar este primer capítulo en sus instalaciones. Si tienes un taller o escuela de cocina en Madrid y te gustaría figurar en esta serie de vídeos, escríbeme para ver cómo podemos colaborar.

Así que en el curso de hoy, para aprender a cocinar, nos dedicaremos a los primeros utensilios de nuestra lista y en función de cómo vaya quedando el post, dedicaremos uno más, esta misma semana al mismo tema, pero con otros utensilios y otras terminaciones.

Clases de cocina: qué utensilios de cocinar utilizar

En el vídeo podéis encontrar una lista muy larga de utensilios de cocina, pero empezaremos por algunos. Las tablas de cortar. Todas tendrán ventajas e inconvenientes y de vosotros dependerá cuál usar. Por ejemplo, las de madera están prohibidas en las cocinas profesionales por considerarse porosas y por lo tanto foco de proliferación de bacterias. Ahora bien, en una cocina, si las tratáis adecuadamente (con aceites especiales) y las limpiáis adecuadamente son geniales porque son las más blandas y por lo tanto mejores para el filo de nuestros cuchillos.

Por nivel de dureza y por su relación con la limpieza las mejores, para mí, son las de siliconas. Además, tienen la ventaja de estar hechas de diferentes colores que podemos identificar con el tipo de alimento que queramos cortar: verduras, carnes, pescados, otros. Así siempre cortaremos un mismo tipo de alimento en una misma tabla y evitaremos peligros como la contaminación cruzada. Otro día le dedicaremos una clase a esto de la contaminación cruzada.

Nunca he utilizado las tablas de vidrio, me parecen tan duras, que prefiero no acercar mis cuchillos a estas superficies. En especial si son cuchillos cerámicos. Además, hay de mármol u otras piedras. Muy útiles para repostería y panadería.

Utensilios de cocina para cortar

Dentro del maravilloso mundo de la preparación de alimentos están los utensilios que utilizaremos para cortar. Uno, o una, enseguida pensará, en los cuchillos. Pero hay muchos más. En el vídeo os muestro tijeras de cocina, peladores, vaciadores, ralladores, mandolinas, etc. Hay muchos que necesitaremos en una cocina, como los abrelatas, etc. Y, como donde hay un filo de corte, existe el riesgo de cortarse, lo suyo sería tener un botiquín en la cocina.

Hablando de cuchillos. A mí me gustan los cuchillos de acero inoxidable. Los clásicos, pero los que tienen la empuñadura al mismo nivel del mango. Mango de resinas, no de madera (por la limpieza). Las hojas de cerámica son bonitas pero poco útiles: cortan genial pero se rompan igual de genialmente.

Corta más, la carne del dedo, un cuchillo sin afilar que uno afilado. Esto es, básicamente, porque al no cortar bien se resbala y acaba en el dedo. Así que, hay que mantenerlos afilados. Como cuchillos, yo tendría: cebollero con una hoja de unos 24 cm, una puntilla, un fileteador o deshuesador que son finos y de hoja flexible y uno de sierra. Aprenderemos a usarlos debidamente en próximos capítulos. Igual que el resto de utensilios de cocina.

Para mezclar, remover, etc., los siguientes utensilios de cocina

En el vídeo empiezo por las barillas. Yo las utilizo muy frecuentemente para mezclar salsas o cremas ya que ayudan a ligar muy bien los ingredientes. Eso sí, siempre de silicona cuando las utilizo sobre una olla o de metal para batir espumas. Pero en esta zona de preparación de alimentos hay más. Por ejemplo, los morteros nos servirán para moler y mezclar y hacer majadas.

También, los pasapurés, los chinos para filtrar, como los coladores, molinillos manuales o eléctricos, exprimidores, etc. La verdad que es un mundo, que iremos viendo en todos los vídeos, utilizando utensilios y enseñando a cómo usarlos adecuadamente.

Materiales de los utensilios de cocina

Si alguien conoce el material de cocina perfecto, ese que dure para siempre, que los alimentos no se peguen, que el cacharro sea irrompible, que sea bonito, que no cueste mucho, etc., que me lo diga. No, no existe nada así, de verdad. Ahora bien, el uso y práctica con diferentes utensilios de cocina, al final, a cada uno de nosotros nos hacen decantarnos por unos o por otros. Por eso, en el vídeo, tampoco me muestro predispuesto a deciros algo directo como: este es el mejor. Os hablo de mis preferencias. Y os invito que a que descubráis las vuestras.

Podemos encontrar materiales de todo tipo: metales, maderas, siliconas, piedras, etc. Cada utensilios tiene un uso, y cada material es mejor para un uso dado. Por ejemplo, de los utensilios mencionados hoy, yo prefiero las siliconas de diferentes durezas. Y cuando hablo de siliconas, también me refiero a los materiales plásticos como los vinilos, etc. Ahora bien, en mi cocina encontraréis metales, en esos mismos utensilios: para mezclar, remover, etc. Maderas, en tablas, por ejemplo, a pesar de que prefiero las de silicona.

En cuestión de las básculas, tengo de pilas y tradicionales. Y las uso indistintamente. También he tenido termómetros de diferentes tipos y al final me he quedado con uno de pincho. En fin, uno mismo, al cabo de un tiempo puede pensar que algo era mejor que otra cosa y después cambiar de opinión.

En próximos capítulos del Curso de cocina veremos…

El siguiente será sobre los utensilios dedicados a manipular alimentos, como las cucharas, cucharones, espátulas, etc. Y también a los utensilios para cocinar: bandejas de horno, sartenes, ollas, etc.

En siguientes capítulos, la próxima semana, de este curso nos dedicaremos a ver alimentos, verduras. Pero no sobre las propiedades nutricionales de las mismas, sino que veremos cómo realizar algunos cortes principales a las verduras. Cómo limpiarlas adecuadamente y cómo cocinarlas. Lo distribuiremos en varios posts durante varias semanas.

El primero será sobre los cortes y preparación de verduras y hortalizas. Y las siguientes tres semanas haremos tres recetas donde pondremos en práctica esos cortes, además de aprender diferentes tipos de cocinados. Aunque, ya veremos en profundidad mucho más adelante las diferentes técnicas de cocina aplicadas a diferentes géneros.