La Semana Santa me ha dejado K.O. Lo reconozco, a ver si la próxima semana retomo mi producción de posts y vídeos con normalidad. De momento, os dejo una receta de cookies de gotas de chocolate blanco que hice esta semana para mis hijos (y nosotros, claro). La verdad que la hice sobre la marcha, pensando en todos los consejos que os hice sobre cómo crear una nueva receta de galletas desde cero.

Esta receta de cookies de gotas de chocolate blanco tiene, además, avena y maizena. Pero sí, también tiene harina de trigo. Esencial para muchas recetas y estas cookies no son menos. El resultado son unas galletas suaves, finas al tacto en boca, bastante dulces y muy tiernas. Ideales para hacer bien gorditas.

Las hice en varios tamaños y la última tanda, que fueron las más gorditas, son las mejores. Las primeras están muy bien y salen más crujientes. Solo habría que cortarlas más pequeñas. Ah, y además les he peusto recubrimiento diferentes: cacao, nueces y nada. Pero eso os lo cuento al final de post.

Cómo hacer cookies de gotas de chocolate blanco

Lo primero son los ingredientes, para unas 36 cookies: 185 g de mantequilla, 100 g de azúcar moreno, 1 huevo, 100 g de harina de avena, 50 g de maicena (almidón de maíz), 100 g de harina de trigo, 320 g de chocolate blanco en gotas. Además, cacao molido y nueces picadas.

Paso a paso de las cookies de gotas de chocolate blanco

1. Primero mezclamos la mantequilla, en dados, con el azúcar hasta obtener una pasta homogénea. Le añadiremos el huevo, a temperatura ambiente, hasta que quede bien incorporado.

2. Seguimos incorporando las harinas y el almidón de maíz. Una vez que estén bien mezclados pondremos las gotas de chocolate blanco.

3. Después, haremos unos rulos de un diámetro de unos 3 cm con film transparente de cocina y porciones de masa. De largo de unos 15 a 20 cm. Dejamos enfriar en la nevera de unas horas a un par de días. Cuánto más tiempo, más sabor a mantequilla.

4. Sacamos de la nevera. Algunos rulos, sin film, los pasaremos por cacao molido. Otros por nueces picadas y otros los dejaremos tal cual. Cortamos porciones, del mismo tamaño por tandas para que se horneen en el mismo tiempo.

5. Por último, horneamos las cookies de gotas de chocolate blanco a 180 ºC durante 12 a 15 minutos. Dependerá el grosor, el tamaño, etc. Sacadlas cuando empiecen a dorarse un poco.