La cocina de las legumbres de la Fundación Alícia es un libro apasionante. Bien hecho, bien construido, bien estructurado, didáctico, con receta fáciles, con recetas para todos los días… Es una forma diferente de abordar un mundo, que por lo general, ha quedado defenestrado dentro de nuestras cocinas. Y, eso, es muy injusto.

Hace mucho tiempo que no publicaba una reseña de un libro. Recuerdo mis buenas épocas, son cierta añoranza, de cuando escribía en Directo al Paladar, y solía publicar todos los meses algunas reseñas de libros. No había mes que no me comprase uno o dos libros. Algunos meses, incluso, más. Me encantaba comprarme libros. Sacar ideas de aquí o de allá. Comprarme libros de cocina era, para mí, como bucear por un lugar muy mío. Me sentía, y nunca mejor dicho, en mi salsa.

El libro que os traigo hoy, La cocina de las legumbres de la Fundación Alícia, nos lo regaló una amiga de mi pareja actual. Lo tengo ya desde hace tiempo y he podido hacer alguna receta. De hecho, alguna está por aquí, como por ejemplo estos nachos de garbanzos o estos buñuelos de garbanzos.

La cocina de las legumbres de la Fundación Alícia

En los objetivos del libro se define muy bien lo que es. La intención de esta fundación, no es otra, que inventar la cocina del siglo XXI, pero lo hacen no a través de la cocina de vanguardia tal cual. Sino a través del recetario tradicional. Poner en valor lo que de él se puede aprende para que, hoy, se pueda comer mejor. Es decir, comer más sano, más seguro, suficiente y y equilibrado.

Las legumbres, son buenas, son saludables y son convenientes para el medio ambiente. Así lo dicen en el libro y, sinceramente, tienen tanta razón que es incuestionable el valor de las legumbres. Ahora, solo falta darle contenido a un pedazo de libro.

En el libro se habla de todo lo que uno puede esperar que se hable sobre las legumbres: se hace una descripción de las mismas, se habla sobre su relación con la salud, con la sostenibilidad, de sus variedades en el mundo, la historia en la alta cocina, cómo cocinarlas y la parte de las recetas.

En esta última parte, la más extensa como no podía ser de otro modo, encontramos todo tipo de recetas. Dulces, sí, dulces y zumos y batidos. Además, recetas de picoteo, como harinas para masas o ingredientes de panes. Recetas de cuchara, en crema y guisos y purés. En ensaladas, como relleno para otros platos, en salsas, fritos, salteados, etc.

Más información en Fundación Alícia de Planeta Libros