Reconozco que no soy muy de publicar recetas tradicionales en mi blog. Reconozco que, tampoco, publico muchas recetas de las de comer todos los días en mi blog. Cambiará. Intentaré hacer más recetas de siempre, fáciles y rápidas como, por ejemplo, esta receta de cocochas de merluza en salsa verde.

¿Qué son las cocochas? En este caso, la receta de hoy, son cocochas de merluza. Es una parte que tiene muy poca carne y que para comerlas al final hay que recurrir a muchas de varios pescados. Se trata de una parte que se saca justo antes de las branquias, son muy tiernas y cocinadas tienen una textura gelatinosa.

Para que os hagáis una idea, los que seáis más carnívoros (de animales de cuatro patas), las cocochas podrían equivaler a la papada en un cerdo. Las he comido de varias formas: a la brasa, al pil-pil, en salsa verde, a la plancha, al ajillo… Bueno, de todas esas formas, hoy, las vamos a comer en salsa verde.

Cómo hacer cocochas de merluza en salsa verde

Para 4 personas necesitaremos entre 500 y 650 g de cocochas, también 3 o 4 dientes de ajo, un trozo de guindilla seca, un vaso de vino blanco, una cucharada de harina, un manojo de perejil, medio vaso de agua, aceite de oliva virgen extra y sal.

Paso a paso:

1. Picaremos el ajo, lavaremos y deshojaremos el perejil para picarlo (previamente seco) y cortaremos un trozo de guindilla seca (al gusto).

2. En una cazuela pondremos un poco de aceite de oliva virgen extra. ¿Poco? Sí, unas 3 o 4 cucharadas como mucho. Cuando esté templado añadiremos el ajo y la guindilla. No debe coger color, añadiremos la cucharada de harina, la tostamos un poco. E incorporamos el vino blanco. Dejamos cocer unos minutos, dos o tres.

3. Si nos hubiésemos pasado de harina la salsa quedará demasiado espesa. Así que, añadiremos un poco de agua. Si no, no hace falta.

4. Incorporamos las cocochas de merluza previamente sazonadas y el perejil. Ahora, con dos minutos de cocción será suficiente. Para que se cocinen todas por igual, simplemente balancearemos la cazuela, como si se hiciese al pil-pil, pero en este caso no. Esto es para que no se nos rompan si las mezclamos con un cucharón.

Podremos servir nuestras cocochas de merluza en salsa verde con una guarnición de arroz, como es el caso. Eso sí, no olvidéis servir una ensalada o unas verduras de primer plato. Así tendremos una comida equilibrada.