Una pasta o masa quebrada salada es la que utilizaremos para hacer tartaletas y también bases para quiches. Si tenemos una receta de esta masa genial, sino ahora yo os daré una. Por otro lado, una vez hecha la masa os voy a proporcionar unas cuantas ideas para hacer quiches. Los quiches son como tartas saladas, llevan, por un lado, una base de nata y huevos (con sal y pimienta blanca molida) y, por otro lado, tendremos los ingredientes que le dan nombre: de puerros, Lorraine, champiñón, espinacas, etc.

Una receta de masa quebrada salada

Buscando por el blog, he descubierto que tengo alguna receta de masa quebrada dulce. También se conocen como masas sablé o sableaux. Ah, pero también tengo una salada y otra más que hice para hacer galletas saladas de aperitivo. Podéis utilizar cualquiera de las dos. Pero vamos a lo básico.

Una masa quebrada salada tiene que tener: harina, mantequilla, huevos y sal. A veces, se le quita algo de huevo, de forma que solo se añada una yema y se adiciona un poco de leche. Pero bueno, para hacer una base de quiche o tarta salada utilizaremos 250 g de harina, 125 g de mantequilla fría y 1 huevo. Además de un poco de sal, una cucharadita.

La forma de hacerla, en batidora de brazo, es muy fácil. Se ponen todos los ingredientes juntos (la mantequilla fría troceada en dados) y se mezcla hasta que queda todo bien unido. No hay que amasar mucho, ya que si no coge “liga”, es decir la masa se vuelve un poco elástica y esto hará que encoja al cocerla. Si se hace con las manos, hay que mezclar con la punta de los dedos hasta que quede todo unido.

Después, extenderemos la masa. Podéis extenderla como hago en este vídeo:

Y después la coceremos en blanco a 180 ºC. Quiere decir que la taparemos con papel de aluminio, le pondremos peso (garbanzos secos). Horneamos unos 15 minutos. Después, quitamos garbanzos, quitamos el papel de aluminio y volvemos a hornear 10 minutos más. Ya la tendremos lista para nuestras ideas para hacer quiches.

Primeras cinco ideas para hacer quiches

Para todas las ideas para hacer quiches utilizaremos la base de líquido compuesta de: nata con un mínimo del 18 de porcentaje de grasa, 3 huevos, sal y pimienta blanca molida. Podemos añadir algo de cayena molida. Todas se cuecen hasta que quedan bien cuajadas. Dependerá, principalmente del grosor de la misma, es decir no tardará lo mismo si el molde es de 20 cm que de 24 cm de diámetro.

La primera, no puede ser otra que la Lorraine. Se hace con bacon y queso gruyere. Las cantidades son un poco al gusto. El mínimo que le pondría sería unos 150 g de bacon en trozos, 100 g de queso en dados y otros 50 g de queso rallado que pondremos por encima.

De puerros. Se limpian y lavan bien los puerros. Utilizaremos solo la parte blanca que se pocha en aceite o se pueden cocer en agua y después escurrir bien. Se mezclan con la base de líquido y se le añade algo de queso rallado por encima. Después al horno, como todas las quiches.

De zanahoria. Se cuece la zanahoria en rodajas, se le añade, una vez escurrida, el líquido base y se espolvorea queso rallado por encima. Fácil y rápida.

Más ideas para hacer quiches. De patata, cocida también en rodajas. Se sazona con ajoa y perejil picados, se añade el líquido base, se espolvorea con queso rallado (como veis es fundamental) y al horno. De espinacas, de mis preferidas, se cuecen y se escurren muy bien. Al líquido base se le añade un huevo, se pone queso rallado por encima y al horno.

Cinco ideas más para hacer quiches

Las cantidades, hasta ahora, son como os dije a gusto del consumidor. Yo soy de rellenar bastante, pero podéis poner menos o más. Continuamos con nuestras ideas para hacer quiches con la de cebolla. Yo a esta le unto a la base mostaza a la antigua. Pocho la cebolla con mantequilla, bastante cebolla, y le pongo el líquido base, queso rallado para gratinar y al horno.

De champiñón, se cuece o saltea, se añade el líquido base, se le puede poner un poco de jamón serrano en daditos. Se añade el queso y al horno. También, con más jamón se puede hacer con espinacas. En este caso jamón York. También se le añade un huevo más al líquido base. Se espolvorea con queso rallado y al horno.

Una intensa para continuar con nuestras ideas para hacer quiches. De roquefort, pero también de gorgonzola o,
incluso, de cabrales
. Pondremos jamón YorK troceado o en dados, mezclamos el queso en dados con la base líquida y se hornea con queso rallado por encima.

La quiche Perigourdine, también una quiche con nombre propio. Se hace con chalotas picadas y salteadas con mantequilla, champiñones salteados y se le añade el líquido base. Se espolvorea con queso rallado y se hornea.

Las últimas ideas para hacer quiches

Más ideas para hacer quiches con jamón york. La primera, con puntas de espárragos. Yo las haría con verdes, pero también podéis hacerlas con blancos que sean frescos y en temporada. Se le añade el líquido base y se hornea con el queso rallado por encima. Otra, con pimientos rojos asados previamente. Y lo mismo: base líquido y queso rallado por encima.

Otra, con nombre propio podría ser la quiche Malmaisón (dicho algo así como “malmesón”). Se saltea cebolla picada con mantequilla, se añade tomate y champiñón. Queso rallado, base de líquido y al horno.

Y, por último. Con frutos del mar: mejillones cocidos, almejas, camarones salteados y pelados, gambas, champiñones y líquido base. Se espolvorea con queso rallado y al horno.

Por cierto, ¿es quichés o quiches? Creo que es sin tilde, ya que con tilde en la RAE lo acentúan de refiriéndose a los integrantes de una etnia. Al ser una palabra prestada de otra lengua deberíamos ceñirnos a esa lengua.