Este bizcocho de chocolate para tartas es el bizcocho perfecto. ¿Por qué? Seguro que no sirve con que yo lo diga, os lo explicaré después del leer más. Baste decir que es un bizcocho que os servirá para hacer una tarta Sacher o una tradicional tarta de chocolate. Además, junto con la próxima receta forma parte de una receta próxima del que se supone es el pastel de chocolate más popular de Pinterest. Pero eso, ya os lo contaré la próxima semana.

Los bizcochos para hacer tartas, y este bizcocho de chocolate para tartas lo es, tienen que de ser bizcochos densos. En repostería se llaman bizcochos pesados. Reciben este nombre porque entre sus componentes tienen mantequilla u otras grasas. Esto no quiere decir que no sean esponjosos. Tienen miga porque se les incorpora impulsor y claras batidas a punto de nieve.

Por otro lado, tienen que ser bizcochos que queden lo más planos que se pueda. Para esto, la propia receta ya lo propicia, pero si nos quedase con un poco de copete existen trucos. Como por ejemplo, dejarlo enfriar bocabajo. Ideal para desmoldar, también, sin problema. En fin, ya veréis como con este bizcocho de chocolate para tartas no habrá elaboración que se os resista. Y además, lo tenéis en vídeo dando a la imagen de arriba para seguir la elaboración paso a paso.

Cómo hacer un bizcocho de chocolate para tartas

Este bizcocho de chocolate es realmente un bizcocho Sacher. Es el que se utiliza para hacer la tarta Sacher pero yo lo utilizo como base para todas las tartas. Las tartas que, lógicamente, llevan bizcocho de chocolate. Es una receta fácil de hacer si seguís los pasos correctamente. En especial hay que batir muy bien las claras. Mi consejo es que lo hagáis con batidora porque es muy cansado y necesitamos que queden bien batidas a punto de nieve. No me cansaré de repetirlo. En cualquier caso, para hacer en casa este bizcocho de chocolate para tartas necesitaréis los siguientes ingredientes.

Para un bizcocho de 20 cm, 8 personas: 90 g de mantequilla, 75 g de azúcar glass, 90 g de cobertura de chocolate (50 % cacao), 4 yemas de huevo, 4 claras de huevo, 75 g de azúcar granulado, 90 g de harina y 5 g de impulsor.

Paso a paso fácil para hacer un bizcocho de chocolate Sacher

1. Empezaremos trabajando la mantequilla en pomada junto con el azúcar glass hasta formar una crema. Le añadiremos el chocolate derretido y lo mezclaremos. Este, le podemos derretir en el microondas por espacios de tiempo cortos para evitar que se queme.

2. A esta misma mezcla incorporamos las yemas de huevo y, también, las mezclaremos. Reservamos y vamos a otro paso.

3. Batimos las claras de huevo con el azúcar restante hasta que estén en punto de nieve. En el vídeo podéis ver cómo.

4. Mezclamos los dos batidos con cuidado e incorporamos la harina con el impulsor, previamente tamizada. Mezclamos de abajo arriba con cuidado para que no se baje.

5. Preparamos el molde, untamos mantequilla y espolvoreamos harina. Quitamos la harina sobrante y echamos el batido del bizcocho de chocolate para tartas.

6. Horneamos, con horno precalentado, a 175 º C durante unos 30 minutos.

Bizcocho de chocolate para tartas: consejos de preparación, utilización y conservación

1. Trabajar con los ingredientes a temperatura ambiente. La mantequilla en pomada, etc.

2. Batir muy bien las claras a punto de nieve. Es sustancial para que queden con miga, denso pero esponjoso.

3. Dejar enfriar bocabajo. Viene genial para desmoldar y también para que quede bien plano. Tened en cuenta que las tartas son planas.

4. Hornear sin abrir la puerta. Comprobar que esté cocido antes de sacarlo del horno. Se puede comprobar el punto una vez que haya subido del todo.

5. Se puede conservar en frío unos tres días en la nevera. También, se puede congelar bien envuelto en film una vez que esté ya a temperatura ambiente. Para reutilizarlo, sacadlo a la nevera el día antes.

6. Para cortar un bizcocho de chocolate para tartas, por la mitad, para rellenar de mermeladas o cremas u otros rellenos, hay que dejar pasar un día en frío. Así estará más duro y se cortará sin problema.

7. Antes de rellenar, mojar con un almíbar bien los dos discos de lo que será la tarta. Así estará súper jugoso.