¿Cuántos postres de Semana Santa conocéis? Dicho de otra forma, ¿cuántos dulces de Semana Santa habéis llegado a probar? Sí, las principales son las Torrijas. Que, además, hay una gran cantidad de ellas. Yo tengo solo tres o cuatro en el blog, pero hay muchas más: de vino, con almíbar, con miel, sin nada, etc. Después, tenemos los buñuelos de viento. Por cierto, también hay muchos tipos. Así que de lo que toca hablar aquí, no es del tiempo en Semana Santa ni tampoco de la fecha de la Semana Santa de este año, son de las recetas de Semana Santa fáciles, como son los postres.

Hace unos días, en la página de Facebook del blog os hice una pregunta. ¿Qué postres de Semana Santa se hacen allí donde vivís? Y, aunque por culpa del algoritmo de Facebook, que hace poco cambió, obtuve algunas respuestas. En concreto me respondieron estos: en Valencia son típicos los buñuelos de calabaza, el panquemao, las monas de pascua y las empanadillas de boniato. También, me dijeron que en Granada son tradicionales los roscos fritos junto a pestiños, leche frita y torrijas.

Seguimos con: casadiellas, frixuelos, mantecado de avilés, arroz con leche, por un lado. Por otro, me contestaron que en Venezuela los postres de Semana Santa son el arroz con coco y majarete. Y, en Uruguay, el flan casero con dulce de leche. Todavía estáis a tiempo de dejarme comentarios con los dulces de Semana Santa típicos de vuestra zona. Así que, vamos con esas receta fáciles de Semana Santa. Aquí, os dejaré la descripción y tendréis que pinchar en el enlace de cada una para llegar a la receta.

Torrijas, algo más que un postre de Semana Santa

Las reinas de la Semana Santa son las torrijas. Creo que en eso podemos estar de acuerdo casi todos. Mis predilectas son las de leche en sus diferentes formas e invenciones modernas. En mi blog, tengo las que hacía mi abuela. También tengo unas más modernas, que van caramelizadas. Otras que están rellenas de crema pastelera. Que por cierto, tengo en vídeo. Incluso tengo unas que hice aprovechando los restos de un panettone.

Sé que para muchos las “torrijas de siempre” son las de vino. Como yo no no tengo, os dejo la receta del blog Recetas de Rechupete. Sea como sea, para mí son las reinas por algo muy sencillo: encarnan a la perfección lo que debería ser la Semana Santa. Sin grandes dispendios, aprovechando el pan del día antes, se consigue hacer un dulce que enamora allí donde se hacen.

Más dulces de Semana Santa fritos y fáciles

Buñuelos de Semana Santa. Aquí, podríamos mencionar los tradicionales buñuelos de viento, los de calabaza que antes mencionaban. Son tradicionales en Valencia por el día de San José, y como suele coincidir con Semana Santa se suelen hacer también. Al final, se trata de más de lo mismo: harina, agua o leche, huevos… y rellenos o rebozados dulces. Ideales para acabar con la época de cuaresma, donde se supone no se ha disfrutado de los pecados de la comida.

Pestiños. No tengo en el blog, y es un crimen. Me encantan, son muy tradicionales en muchos sitios. En Madrid, creo que lo son por herencia de poblaciones inmigradas de otros lugares. Son una masa frita que se baña en miel. Solo aptos para los muy golosos.

Leche frita, la conocéis seguro. Además la tengo en vídeo, que os dejo linkada aquí. Más abajo os hablo de un postre parecido de Venezuela. Por cierto, se puede hacer con huevo o con maicena. Prefiero la segunda opción porque es más fácil.

Rosquillas fritas, otro de los postres de Semana Santa. Las mías son de anís. En otros sitios se hacen con otros aromas o con matalauva en lugar de licor. Se conocen también como roscos fritos.

Las casadiellas, son otro de los dulces de Semana Santa típicos de Asturias. Es una masa frita que se rellena de nuez, azúcar y anís.

Más postres de Semana Santa

El panquemao, también de Valencia, que antes comentaban en Facebook, es un bollo dulce al que se le pone azúcar por encima y se quema. También se le conoce como mona, bollete, en algunas zonas o incluso toña. Yo, en el blog, tengo un bollo muy parecido que se llama pan dulce portugués. Se trata de una especie de brioche. Es decir, una masa de bollería enriquecida con mantequilla y dulce.

Otra cosa es la mona de Pascua, la tradicional de Valencia, Murcia y otras zonas castellano manchegas y la de chocolate, más tradicional en Cataluña, Baleares,… Una es una masa de pan dulce al que se incorporan huevos cocidos. Otra es una especie de tarta, bizcocho, con chocolate, mucho y son espectaculares. A los niños les encantan.

Los frixuelos que han comentado, en otros sitios se les conoce como filloas, o crepes o panqueques. Yo tengo de dos tipos, ya que los frixuelos que yo conozco con algo diferentes a los crepes. Es una masa de harina, leche, huevo y pizca de sal que se suelen rellenar de algo dulce. Son muy fáciles de hacer.

Otros dulces de Semana Santa

Arroz con leche, podríamos entrar en una eterna discusión sobre cual es la mejor receta. La verdad que de norte a sur de España se hacen de formas diferentes. En unos sitios más líquidos, en otros más espesos. En unos con unos aromatizantes, en otros con otros. Yo, os dejo mi receta y os invito a que compartáis las vuestras.

Arroz con coco, al igual que el nuestro pero se hace con leche de coco. Y es que es lógico, de donde seas cocinas con los productos de cercanía. También comentaban que era típico de Semana Santa el majarete. Que por lo que veo se parece mucho a nuestra leche frita, salvo que se hace con leche de coco y simplemente se deja enfriar (una vez cocida con la harina de maíz) para que endurezca y se recubre de canela molida.

Flan con dulce de leche de Uruguay. Aquí tengo un problema. Mi madre es uruguaya y creo que nunca he comido tal delicia. Así que, creo que esta receta me la voy a guardar bien para hacerla. No sé si es tradicional de Semana Santa, como postre, o de cualquier época del año… pero vamos. Hay que hacerla.

Todavía hay más recetas de postres de Semana Santa

Por ejemplo, volviendo sobre los buñuelos. Para que os hagáis una idea de la cantidad diferente, tenemos: buñuelos de puré de castaña, de monja, los buñuelos de manzana, buñuelos de fresones. La torta pascual es otro de los postres de Semana Santa: una especie de torta de pan a la que se le pone crema pastelera por encima, almendras y azúcar. Se hornea todo junto.

Las orejas son de Carnaval y, por supuesto, también de Semana Santa. Una masa, como de empanadilla, frita y se le espolvorea azúcar. Las Teresicas, son primas de las casadiellas, pero se rellenan de mermelada o crema pastelera. Los crespillos, una especie de buñuelos de viento, pero la masa es como más merengada.

El bollo escarchado es un bizcocho que se baña de almíbar. Y se deja que se endurezca por arriba el azúcar. También, hay bollitos de miel, como pequeños suizos pero con miel en la masa. Y, los borrachos de frutas, a mi padre le encantaban.