Con esta ensalada de cebolla tierna y pimientos rojos vuelvo a publicar una receta con foto solo. Lo digo, porque últimamente estoy publicando las recetas con vídeo para mi canal de Youtube. Además, es una receta que forma parte de mi método del plato. Comiendo así me quité casi 19 kilos en unos 9 meses y desde entonces me mantengo prácticamente igual. Así que es una forma genial de comer sano y adelgazar al mismo tiempo.

Cómo hacer una ensalada de bolla tierna y pimientos rojos asados

Lo que llamo en esta receta como cebolla tierna realmente son los tradicionales calçots. En mi caso, como no vivo en la zona tradicional, la verdad que ir al mercado y pedirlos como calçots es un poco raro. Yo lo hago, pero mi frutero me mira un poco raro… Él lo llama cebolla tierna, mirando la wikipedia es una especie de ajo tardió. Aunque después, más abajo se refieren a ellos como cebollas. En fin, la única cosa en la que podremos estar de acuerdo unos y otros es que están riquísimos se cocinen como se cocinen.

Por otro lado, la receta de ensalada de cebolla tierna, es todo un plato en uno. Es decir, tiene por un lado verdura, por otro lado tiene hidratos de carbono y por otro lado tiene proteína animal. Así que, allá van los ingredientes.

Ingredientes para 4 personas. En el lado de la verdura necesitaremos 800 gramos de pimientos rojos asados y 400 gramos de cebollas tiernas limpias. En los hidratos, necesitaremos 120 g de pasta, yo he puesto esas espirales de lenteja roja que venden en una superficie comercial. Y, por último, en el lado de la proteína, 4 huevos y 200 g de atún al natural (4 latas pequeñas). Además, un poco de aceite de oliva virgen extra, vinagre de jerez, pimienta negra recién molida y sal. La relación de una buena vinagreta son tres partes de aceite por una de vinagre.

Paso a paso para hacer la ensalada de cebolla tierna

1. Empezaremos cortando los pimientos rojos asados, sin piel, en tiras. Además, limpiaremos la cebolla tierna y la cortaremos en trozos lo suficientemente cortos como para después no tener que usar cuchillo en el plato.

2. Para nuestra ensalada de cebolla tierna será vital pensar en qué proteína añadir. En mi caso he puesto huevo cocido y atún. Así que coceremos los huevos durante unos 8-10 minutos en agua hirviendo y después los refrescaremos en agua fría para evitar que se sigan cociendo con el calor residual. Colamos las latas de atún y reservamos.

3. Por otro lado cocemos la pasta al punto que más nos guste. También la enfriaremos, una vez cocida, para evitar que se nos pase de punto.

4. Por último, para nuestra ensalada de cebolla tierna, saltearemos los calçots en una sartén con un pelín de aceite de oliva virgen extra hasta que queden bien hechos: bien tostados y blanditos.

5. En un bol, pondremos todos los ingredientes. Podéis hacerlo por raciones. Añadimos la vinagreta, movemos bien y servimos en el plato.

Esta ensalada de cebolla tierna y pimientos asados resulta ideal como plato único, no solo porque tiene todos los grupos de nutrientes que necesitamos, sino también porque queda tibia y eso con el frío que está haciendo actualmente es de agradecer en una ensalada que funciona como plato único.