A veces, cómo hacer pizza se puede convertir en algo relativamente complicado y no es porque sea, realmente, difícil. Lo es, porque casi siempre nos complicamos la vida nosotros al hacer lo que no requiere nada más que tranquilidad y seguir el paso a paso correctamente. Así que, hoy, me he propuesto haceros la vida más fácil y ofreceros unos trucos para hacer pizzas en casa.

Cuando tengo a mis peques en casa, es decir, una semana sí una no, el viernes es el día de la pizza. Este día hago para cenar pizza y a ellos, claro está, les encanta. Hacerla no lleva mucho tiempo, la masa tiene que fermentar, sí, pero no hay que estar pendiente y después a la hora de estirar y hornear no se tarda más de unos 20 a 30 minutos en total.

Antes de ir a los trucos de cocina para saber cómo hacer pizza en casa, os voy a dejar un vídeo que hice recientemente con los pasos para hacer la masa de pan. Esta masa nos servirá tanto para hacer pizzas como empanadas.

Diez trucos de cocina para saber cómo hacer pizza

1. Huir de las recetas de masa que pongan la mitad de agua por harina. Mucho mejor una masa más húmeda, aunque os pueda parecer que es más complicada de amasar. Al final saldrá una masa más elástica, se extenderá más fácilmente, y más crujiente.

2. A la hora de amasar, os aconsejo tres pasos. El primero mezclar los ingredientes con una cuchara. Cuando no se mezclen más, pasar a la mano y siempre dentro de un bol. Y, por último, dejar reposar 15 minutos una vez mezclados los ingredientes, y, con un poco de aceite en la mesa amasar 15 segundos. ¿A qué la masa ya es otra?

3. Una vez que haya crecido, casi hasta el doble (esto puede tardar más o menos tiempo en función de la temperatura de la habitación, en especial), la aplastaremos para estirarla.

4. Para estirarla, hacer porciones de unos 100 g de masa, si la queréis fina o de 150 a 175 gramos si la querréis tipo “masa pan”. Es imprescindible, para aprender cómo hacer pizza, saber primero cómo queréis que salga.

5. La estiraremos con un poquito de harina en la mesa. Para mi, es imprescindible que se pueda estirar bien y eso se consigue si la masa se pega un poquito sobre la mesa. Sé que “poquito” es un término difícil de definir. Así que, lo mejor será que enfriéis la masa, que esté un poco dura antes de estirar. Ya veréis que sin añadir mucha harina se estira genial.

Y, los últimos cinco consejos de cocina para saber cómo hacer pizza

6. Antes de añadir los ingredientes por encima dejar reposar la masa unos 10 minutos. Y, antes de añadir esos ingredientes, pensar en cómo llevaréis la pizza hasta el horno.

7. Trucos para meter la pizza al horno. Podéis hacerla directamente sobre la bandeja del horno, podéis utilizar una pala de pizzas, podéis ponerla en una sartén redonda que se pueda meter al horno (o cazuela). Pero, lo más importante será deslizarla dentro del horno, o evitar que se quede pegada. Lo mejor, para mí, es estirar la masa y ponerla sobre un papel de horno.

8. ¿Dónde colocar la pizza dentro del horno? El objetivo es que nos quede crujiente. Yo la pongo sobre la base del horno. Antes utilizaba una piedra, pero esta tiene un inconveniente: hay que calentarla mucho tiempo antes para que haga su trabajo. Y, otro inconveniente: que hay que guardarla (y pesa y estorba).

9. Añadir los ingredientes bien secos: el tomate escurrido, sino cocinado para que se evapore bien, y el resto de ingredientes que tengan muy poca agua. Todo el exceso de humedad que metamos encima de la pizza hará que la masa de ablande en lugar de quedar crujiente.

10. ¿A qué temperatura se pone el horno para cocinar pizzas? Yo pongo aire a 260 ºC, y si podéis poner aire y calor arriba y abajo a la vez mejor. En unos 5 a 7 minutos tendréis la pizza crujiente en la base y doradita por el queso.

Ahora, os toca a vosotras enseñarme a mí a cómo hacer pizza en casa con vuestras recetas. ¿Me dejáis alguna?

Foto en Flickr