Año nuevo, nuevos propósitos y bla bla blabla bla bla. Mejor pasamos de la lista de propósitos para este año y nos limitamos a empezarlo de la mejor manera posible. El año ya dirá cómo va y al final cómo ha ido. Al final de las fiestas navideñas me apeteció mucho un buen cocido. Y con las sobras pensé en hacer, además de croquetas, unas empanadas. Así que, aquí va el vídeo de la masa base de pan para empanadas y pizzas que hago en casa. Aquí va el vídeo:

Para este vídeo, he probado a hacerlo algo diferente al resto de vídeos que podéis ver en mi canal (me refiero a los últimos). He grabado parte del audio una vez montado el vídeo y al verdad que no me convence mucho. El siguiente lo haré del mismo modo (porque ya tengo grabado el vídeo sin audio), pero creo que no seguiré haciéndolo del mismo modo. Ya me diréis qué os ha parecido a vosotras. Pues vamos con la receta.

Cómo hacer una masa de pan para empanadas y pizzas

Debo decir que yo hago una masa de pizzas y empanadas que es algo húmeda. La verdad, siendo sincero, cada vez la hago un poco más húmeda. Creo que es porque me siento más cómodo con estas masas, que reconozco que si no se tienen práctica son un poco complicadas. Eso sí, si veis el vídeo, veréis como amasando muy poco tiempo se consigue una masa muy elástica, que no se pega a las manos y que resulta ideal para empanadas y pizzas.

Ingredientes para 2 pizzas grandes o 4 empanadas para 2 personas (cada una)

500 g de harina de fuerza
60 g de aceite de oliva virgen extra
5 g de sal
7 g de levadura de panadería instantánea
320 g de agua

Paso a paso

1. Empezaremos poniendo en un bol todos los ingredientes y removeremos con una cuchara hasta que no podamos seguir más y haga falta mezclar con la mano.

2. Una vez, que más o menos, todos los ingredientes estén unidos, taparemos con film transparente y dejaremos reposar unos 15 minutos.

3. Después, con un poco de aceite de oliva virgen extra, para evitar que se nos pegue la masa, amasaremos como un minuto y haremos unos pliegues para darle forma de bola. Dejamos doblar volumen dentro de un bol tapado con film.

4. Cuando la masa haya llegado a aumentar el doble de su volumen, sacamos del bol y desgasificamos aplastando un poco. Después hacemos pliegues de nuevo y formamos en bola. Partimos en las porciones que deseemos y formamos una bola con cada uno.

5. Por último, extenderemos la masa con ayuda de un rodilla sobre la mesa ligeramente enharinada hasta que hayamos obtenido un grosor como de unos 3 o 4 milímetros.

Más recetas | Pizza de champiñones rellenos de cebolla caramelizada y Pizza de pepperoni y champiñones