Publicado el

Helado sin huevo: sabor vainilla

Helado sin huevo: sabor vainilla

Helado sin huevo, helado con lecitina de soja y así nos ahorramos el huevo y los “riesgos” que entrañan. Riesgos que siempre pueden venir por un mal cocinado. Y es que, hoy mismo me han comentado en un post que puse el viernes de un helado de vainilla que hacía mal por poner una receta de helado con huevo.

Me molesta mucho que se suela comentar sin ningún tipo de análisis previo de la situación. Me enfada que ni siquiera se lean bien los posts. Creo que Internet es a la par lo mejor como lo peor. No sé si pensaréis lo mismo que yo pero muchas veces vamos de sobrados por la vida y nos pasamos ocho pueblos sin pensar que podemos decir o hacer algo erróneo y que eso tiene que molestar mucho a otra persona.

Una cosa es hacer algo sin un motivo aparente de hacer daño y otra muy diferente el daño que pueda ocasionar. Por ejemplo: comento sobre los riesgos de hacer una receta de helado con huevo crudo (sin haber leído bien la receta). Alerto sobre la salmonelosis y de repente alguien llega lo lee, se cree mi comentario y empieza a difundir esta falsedad. Y todo de un primer error de una persona: no leer bien un post y alertar innecesariamente de algo. Lo gracioso es que el autor del blog, ósea yo, en este caso, encima ni se puede demostrar ofendido por tamaña falsedad y malhacer con ese comentario.

Cómo hacer helado sin huevo

Pasando a otro tema, el helado sin huevo se hace de una forma similar al que lleva yemas de huevo, salvo que se añade lecitina de soja. Si no cocemos bien el huevo nos ahorramos el riesgo de contaminación de salmonela. Por otro lado, nos ahorramos el sabor y el color que da la yema, siendo el resultado más natural. Así que tendremos un helado sin huevo, sabor vainilla, perfecto.

Ingredientes:

600 g de leche entera
250 g de nata (35 % materia grasa)
150 g de azúcar
1 cuchara de vainilla o una vaina de vainilla
5 g de lecitina de soja

Paso a paso del helado sin huevo sabor vainilla:

1. Pesaremos todos los ingredientes y los pondremos en una cazuela, menos la lecitina de soja, a calentar removiendo constantemente. De este modo evitaremos que se pegue el azúcar y la leche al fondo.

2. Cuando la leche llegue a unos 80 ºC retiramos el cazo del fuego y añadimos la lecitina de soja. Removemos bien e incluso pasamos por una batidora. Dejamos enfriar en la nevera durante unas horas o hasta el día siguiente como hicimos con el helado de vermut.

3. Con nuestra heladera en marcha haremos el helado sin huevo. Esto dependerá de cada heladera. La opción sin heladera es un poco rollo. Cada 30 minutos tendremos que sacar la crema del congelador y mezclar bien hasta que quede esponjoso.

4. Una vez haya terminado la heladera, lo metemos en el congelado y dejamos que se endurezca más. Y ya podremos comer nuestro helado sin huevo sabor vainilla.

En mi caso, pero esto ya lo dejo para la semana que viene, voy a hacer unos helados magnum caseros con este helado de vainilla. Y si queréis conocer más recetas de helados, os dejo este enlace y así podréis pasaros el verano más fresquitos.

¿Qué te ha parecido?
[Total:6    Promedio:4.3/5]
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.