Navigation Menu+

Cómo hacer una focaccia de agua de tomate

Publicado en May 24, 2017 por en Recetas de panes y bocadillos | 0 comentarios

Focaccia

La receta en vídeo de esta semana es diferente a las de semanas anteriores, se trata de una receta de focaccia de agua de tomate. Sí, creo que es hora de volver a introducir recetas saludables, sanas, hechas en casa, y que sean saladas. Porque cualquier receta dulce de este blog, también es sana y saludable. El truco es comer los dulces con mesura.

Pues bien, en el post de hoy veremos un truco: cómo aprovechar el agua del tomate que solemos tirar al vaciarlos. Sí, en ocasiones, si queremos hacer una salsa de tomate o queremos utilizar la carne del tomate para un pisto, por ejemplo, tenemos la necesidad de vaciarlos de semillas y agua.

Este agua que tiramos se suele conocer como agua de tomate. Hace unos días, hice un pisto manchego en casa (sorprendente, pero no tengo la receta en este blog aún), y guardé el agua de los tomates. A las semillas, aún, no le he encontrado utilidad. ¿Conocéis alguna? Pues bien, con este agua, que congelé, pensé en hacer una focaccia de agua de tomate.

La focaccia es un tipo pan italiano que suele ir acompañado por arriba de diferentes tipos de ingredientes. Es muy esponjoso por dentro y crujiente por fuera, su elaboración no entraña mucha dificultad. De hecho, podéis ver en el vídeo que solo se trata de seguir unos pasos muy sencillos que veremos a continuación.

Receta en vídeo de focaccia italiana

En esta parte del post veremos los ingredientes y los pasos necesarios para hacer una focaccia en casa. Lo haremos de forma fácil, sencilla y que nos quede riquísima. Hay que decir que la focaccia es una mas aparecida a la de la pizza pero con más hidratación. Es decir, tiene más cantidad de agua. Que ya sabéis, en nuestro caso es agua de tomate.

Ingredientes para una focaccia para 4 o 6 personas

300 g de harina
240 g de agua de tomate
30 g de aceite de oliva virgen extra
3 g de levadura de panadería instantánea
Una pizca de sal

Además, aceite de oliva virgen extra, unos tomates secos en aceite de oliva y unas ramitas de tomillo u otra hierba aromática que os guste.

Paso a paso

1. Pesaremos los ingredientes que necesitamos. Los pondremos en un bol y mezclamos con una cuchara. La mezcla resultante debe ser más o menos homogénea. Dejamos reposar unos 30 min. O bien, en frío una hora y media.

2. Veremos que ha crecido. Nos untamos las manos con aceite de oliva. También, untamos la mesa de trabajo. Pasamos la masa a la mesa y amasamos ligeramente haciendo pliegues a la focaccia. Cuando la masa gane elasticidad, la estiramos y untamos con aceite a la vez que hacemos unos pliegues en forma de sobre. Dejamos reposar unos 30 minutos.

3. Pasamos la masa a un molde rectangular o cuadrado cubierto con papel de horno. Ahora tenemos dos opciones, dejamos reposar la masa. O bien le añadimos los ingredientes que queramos por encima, untamos con aceite de oliva virgen extra y extendemos la masa introduciendo los dedos como veis en el vídeo. Dejamos reposar de nuevo. No hace falta que crezca hasta el doble del tamaño.

4. Introducimos en el horno a 230 ºC y dejamos hasta que veamos que está dorada y crujiente por fuera. Esto son unos 20 a 25 minutos aproximadamente. Sacamos, dejamos enfriar la focaccia y será el momento de comerla.

¿Qué te ha parecido?
[Total:2    Promedio:3.5/5]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Nuestras recetas, cursos de cocina y mucho más en tu mail