Lunes, y nueva receta en vídeo. En esta ocasión se trata de cómo hacer tejas de almendra fáciles y ricas en casa. Una forma de tomar el café mucho mejor si lo acompañáis con un petit four como este. Tradicional, clásico y algunos le llamarían «vieujuno», pero es que lo viejuno si está rico es una gloria bendita. Ya sabéis después del leer más tenéis el vídeo y el paso a paso de la mejor receta de tejas de almendra que hayáis hecho nunca. Y si no, al tiempo.

Cómo hacer tejas de almendra en casa

Como habéis visto en el vídeo hemos hecho un molde casero para hacer las tejas. Se trata de una receta de una masa líquida que da como resultado una galleta blanda y plana de almendra que al enfriarse, como sabéis por este post, el azúcar se endurece y hace que quede con esa forma de «teja». Como no tenemos «tejero», el molde que utilizan en las pastelerías, nos hemos apañado con un rollo de papel y un poco de papel de aluminio. Ahora, los ingredientes y los pasos.

Ingredientes para unas 36 unidades

200 g de almendra en grano (mejor toda en granillo que la molida que pongo en el vídeo)
200 g de harina
40 g de harina
15 g de nata (35 % mg)
3 huevos
1 cucharadita de vainilla
Una pizca de sal

Pasos

1. Mezclaremos todos los ingredientes en un bol hasta que estén bien unidos.

2. Después en una bandeja de horno con papel vegetal o sobre la misma bandeja con un poco de grasa, pondremos unos montoncitos de masa, damos unos golpes para que se aplane la masa.

3. Horneamos a 200 ºC hasta que se ponga dorada en el borde y sacamos.

4. Rápidamente, pasaremos con ayuda de una espátula, las tejas a nuestro tejero casero (que podéis ver en el vídeo), dejamos que se enfríen y las guardaremos en un sitio seco.

Consejos finales para hacer tejas de almendra

Os aconsejo que esta receta la hagáis con tres huevos, a pesar de los cuatro que indica el vídeo, es mucho mejor 3, aunque sean pequeños. Por otro lado, consejo porque he cometido un error después de hacerlas. Las guarde en un tupper, lo que ha hecho que se hayan ablandado. En fin, un error de novatillo con esta receta que hacía años que no hacía desde que las hice en la escuela de hostelería. Por último, otro consejo adicional, es que las hagáis solo con almendra en granillo y no almendra molida. Es decir, en total 200 gramos de almendra en grano.

Pin It on Pinterest

Share This