La semana pasada, os comenté que esta semana pondría la receta de crema pastelera que utilicé para rellenar las torrijas de leche. Como os comenté en aquel vídeo, los amigos con los que fui a la barbacoa me dijeron que querías las torrijas rellenas de crema pastelera así que pensé en hacerla de dos tipos. Una, la crema pastelera de toda la vida, la normal, y otra crema pastelera de chocolate. La diferencia es mínima, ya que solo hay que añadir el chocolate al final, todavía en caliente.

Cómo hacer crema pastelera

La crema pastelera es una de las recetas básicas de la repostería. Es muy corriente que se suela pegar un poco al fondo de la cazuela, lo suyo es no despistarse (no como yo en el vídeo que me despiste un momento) y se pegó un poco. Si esto os ocurre lo mejor es pasar la crema pastelera por un chino y de ese modo lo salváis. Otra cosa, es que se queme. Si esto ocurre, lo mejor es tirarlo porque el sabor del quemado se pegará al resto de la crema pastelera.

Por otro lado, ya veréis en los ingredientes que la crema pastelera lleva maizena (almidón de maíz) y harina pero se puede sustituir todo por almidón o todo por harina de trigo y de ese modo sería una crema pastelera sin gluten. Además, suelen quedar más finas. El toque de la mantequilla que hago al final del vídeo es opcional, ayuda a que queden más suaves pero se puede evitar si no queréis añadir grasa.

Ingredientes

1 litro de leche entera
1 rama de canela
1/2 piel de limón
6 yemas de huevo
250 g de azúcar
50 g de maizena
50 g de harina
40 g de mantequilla para la crema pastelera normal
75 g de chocolate (55 % mínimo de cacao) para la crema pastelera de chocolate

Paso a paso

1. En un cazo ponemos la leche a calentar con la canela y el limón. Simplemente dejamos que caliente y una vez que esté dejamos infusionar los elementos aromatizantes.

2. A parte, en un bol, ponemos las yemas de huevo con el azúcar, la maizena y la harina. Mezclamos y añadimos un poco de leche para ayudarnos. Después el resto de la leche y devolvemos al cazo pasándolo por un colador o chino.

3. Volvemos al fuego, y removiendo constantemente, dejamos a fuego suave que espese, en ese momento retiramos del fuego y separamos la crema en dos.

4. A una mitad le añadiremos y mezclaremos la mantequilla. A la otra mitad el chocolate, también removemos hasta que se mezcle bien.

Y ya solo quedará utilizar la crema pastelera en nuestros rellenos, como por ejemplo en la receta en vídeo de las torrijas de la semana pasada.