Si buscáis una receta de grissini para acompañar vuestros aperitivos o incluso la comida, ya sea del día a día o un momento especial que compartir con vuestros amigos o familia, creo que yo la tengo perfecta. Además, como podéis ver la traigo en vídeo para que no os perdáis nada.

Además, me estoy dando cuenta que en este vídeo es la primera vez que pongo en público la nueva imagen que tendrán los vídeos dentro de los cursos de cocina que estoy montando, no sin alguna dificultad. Pero bueno, ya estoy en la fase de búsqueda de local y espero poder encontrarlo rápido. Después de ese momento tocará hacer reformas y después dos meses intensivos para grabar los primeros cursos de cocina. Pensar que llevo más de un año dando pasitos es un poco locura, pero lo importante es que poco a poco avanzo.

Cómo hacer grissini con sésamo

Hasta que llegue el momento he decidido que no voy a mantener más tiempo parado el blog, así que intentaré subir una receta a la semana, y a poder ser siempre la haré en vídeo. Además, intentaré que sean recetas sencillas, aunque entrañen algún tipo de complejidad como la de hoy, que es una masa de pan, aunque como veréis en el vídeo es de las fáciles. Lo más rico de esta receta es precisamente esas partes de los grissini que se quedan crujientes al ser más delgadas y se mezclan con las partes más blandas por ser más gorditas.

Ingredientes para 6-8 personas:

250 g de harina de fuerza más un poco para espolvorear
140 g de agua
3 g de levadura de panadería instantánea
4 g de sal
25 g de aceite de oliva virgen extra más un poco para pincelar
25 g de semillas de sésamo negro

Paso a paso:

1. En un bol ponemos todos los ingredientes y con una cuchara empezamos a mezclar. Cuando no podamos mezclar más empezaremos a amasar con la mano durante unos minutos. La masa no debe ser muy blanda.

2. Espolvoreamos la mesa con un poco de harina y aplanamos la masa dejándola con forma rectangular. La pincelamos con aceite de oliva virgen extra y tapamos con el bol. Dejamos unos 60 minutos.

3. Cortamos tiras y las cogemos por el centro tirando poco a poco hacia los extremos. Ponemos los grissini en una bandeja de horno y precalentamos el horno a 200 ºC.

4. Cuando el horno esté caliente introducimos los grissini durante unos 20 a 22 minutos o hasta que empiecen a dorarse.

5. Sacamos, dejamos enfriar y ya podremos comer nuestros ricos y fáciles grissini.

Consejos:

Igual que he hecho está vídeo receta de grissini con sésamo negro se puede hacer con blanco, con semillas de amapola, con pipas de girasol, con queso rallado, etc., o sin nada. La elección puede ser muy divertida, además de rica.