Publicado el

Bizcocho de zanahoria, miel y harina de arroz

Me cuesta mucho asomar la cabeza por aquí después de unos cuantos meses sin actualizar el blog, aunque siempre hay una buena razón para no hacerlo. En mi caso, además, no es solo una. Ya sabéis que empecé a comer de forma diferente hace un tiempo: exactamente el 19 de mayo del año pasado. Además, en octubre del año pasado empecé a estudiar Antropología en la UNED. Y, por último, sabéis que el blog se está reconvirtiendo en escuela de cocina, aunque esto se está retrasando más de lo que a mí me gustaría.

Por partes. Lo de comer diferente, me lleva a que tal vez no haga demasiadas recetas que me apetezca poner en el blog ya que supondría cambiar de forma radical los contenidos y es algo que en este aspecto no quiero hacer tal cual. Eso sí, ya adelanto que esta forma de comer, el re-aprender a comer de manera saludable como forma de vida tendrá una fuerte presencia en los cursos de cocina online que ofreceremos próximamente. Pero ya hablaré de esto más adelante.

Lo de Antropología me está encantando, y, como en lo de comer diferente he descubierto que necesita muchas dosis de autoexigencia y concentración en el camino a seguir. Por eso, muchas veces que me hubiese gustado hacer algún post al final lo he ido dejando. De momento ya me han dado una nota de las dos asignaturas que tenía y estoy muy contento: 8,9, al borde del sobresaliente.

Lo de hacer el plan de empresa ha tenido sus baches. Empecé a grabar los primeros cursos de cocina en un taller de cocina y al ponerme a editar los vídeos descubrí que parte, principal, de los mismos se habían grabado sin sonido. Casi me da un infarto al ver que todo el trabajo no había servido para nada. Pero me di cuenta que debía, en ese momento, lanzarme, montar mi propio local para dar talleres de cocina presenciales y además tener el sitio para poder grabar los talleres online que ofertaré con suscripción mensual. Y en esas ando, despacio pero dando pasitos con el objetivo de tenerlos funcionando pronto.

Cómo hacer un bizcocho de zanahoria con miel y harina de arroz

No, no es un bizcocho sin gluten, solo tiene parte de harina de arroz. Lo que sí que tiene diferente es que no tiene nada de azúcar refinada. Todo lo he sustituido por miel, además menos en peso de lo que correspondería a azúcar. Así que tenemos un bizcocho más sano, por decirlo de alguna manera. Las ventajas de la miel es que nos da un bizcocho más jugoso por algo muy obvio y es que la miel tiene parte de agua en su composición (creo que leí algo así como un 20 % de agua). Esa característica le da que tenga menos calorías ya que solo un 80 % de su peso se corresponde con “azúcar” una azúcar que no es 100 % glucosa, sino que parte (creo que un 30%) es fructosa. ¿Y qué ocurre con la fructosa? Pues que es un tipo de “azúcar” que el cuerpo no almacena de forma directa, sino que la convierte en glucosa, así que es hasta mejor. Ah, en la receta le he puesto menos cantidad de miel que la que lleva la receta original (mía también) en azúcar.

Ingredientes

175 g de miel
250 g de mantequilla
4 huevos
75 g de harina de arroz
175 g de harina de trigo
300 g de zanahoria rallada
15 g de impulsor
Una pizca de sal
1 cucharadita de canela molida
1/3 de cucharadita de clavo molido
1/3 de cucharadita de pimienta negra molida
1/3 de cucharadita de nuez moscada rallada

Paso a paso

1. Una vez pesados todos los ingredientes por separado empezaremos a mezclar la miel con la mantequilla en punto de pomada. Es decir, a temperatura ambiente durante una hora o dos. O bien, la trabajamos hasta que esté blanda.

2. Cuando la mantequilla y la miel estén bien unidas empezaremos a añadir los huevos, uno a uno, no incorporando el siguiente hasta que el anterior no esté bien mezclado.

3. Por otro lado, mezclamos la harina de trigo, la harina de arroz, el impulsor y las especias.

4. Añadimos a la mezcla de miel, mantequilla y huevos la mezcla de harinas y también la zanahoria rallada. Mezclamos bien hasta que esté todo bien homogéneo.

5. En un molde de bizcocho previamente encamisado con papel de horno (yo unto un poco de mantequilla y después dispongo el papel recortado a tamaño del molde lo que ayuda a después desmoldarlo sn ningún tipo de problema y además nos ayudará a conservarlo durante más tiempo sin que se seque) ponemos la masa.

6. Con el horno previamente calentado a 180 ºC lo hornearemos durante una hora y 5 minutos. Antes de sacarlo probaremos que no esté crudo por dentro, en ese caso dejaremos otros 5 minutos. Esto lo haremos pinchando en el centro con un palillo o la punta de un cuchillo fino. Si sale manchado de masa estará crudo. Si vemos, además, que el bizcocho coge demasiado color pondremos el horno a 170 ºC y le pondremos un papel de aluminio por encima.

Que el bizcocho tenga miel lo notaréis en dos cosas principalmente:

1. Será menos dulce, o el dulce será diferente en todo caso.

2. La capa crujiente que le suele quedar a los bizcochos, que además se suele notar solo el primer día, este no la tendrá, eso sí es de miga firme y muy jugoso.

¿Qué te ha parecido?
[Total:1    Promedio:5/5]

Un comentario en “Bizcocho de zanahoria, miel y harina de arroz

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Me cuesta mucho asomar la cabeza por aquí después de unos cuantos meses sin actualizar el blog, aunque siempre hay una buena razón para no hacerlo. En mi caso, además, no es solo una. Ya sabéis que empecé a comer de for…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.