Cuando escribo la palabra Quiche siempre me embarga la duda de si es con tilde o sin tilde en la é. La verdad, es sin tilde. La palabra Quiché se refiere a una etnia de origen maya. Así que nos quedaremos con la palabra sin tilde que se refiere a este tipo de tartas saladas que se caracterizan por llevar dos elementos comunes. El primero: la base de la tarta elaborada con una masa quebrada; el segundo: el relleno elaborado con nata y huevos.

Después cada tarta se puede hacer con ingredientes diferentes. La tradicional, la Lorraine se hace con bacon y queso. También las hay con queso azul, puerros, pasas, cuatro quesos, y un gran sinfín de ingredientes, tantos como la imaginación nos abarque. Hoy, la haremos de cebolla, jamón y queso.

Ingredientes para una tarta de unos 24 cm

Para la masa:
250 g de harina
250 g de mantequilla
1 huevo
40 ml de agua
1 cucharadita de azúcar
2 cucharaditas de sal

Para el relleno:

1 kg de cebollas
150 g de queso en cubos tipo gouda o similar
100 g de jamón
400 ml de nata (18 % mínimo de grasa)
4 huevos
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Pasos:

Para la base:

  1. Empezamos haciendo la masa. Mezclamos todos los ingredientes a la vez, hay que mezclarlos con los dedos. La masa, como su nombre indica queda quebrada, es decir que se suele separar. Así que si os ocurre no le añadáis más agua. Es importante amasar con la punta de los dedos para que la masa no coja “liga”, es decir no se vuelva elástica. Si esto ocurre al cocerla en el horno encogerá un poco.
  2. Una vez terminada la masa, la envolvemos en film y la dejamos unos 30 minutos en la nevera para que coja un poco de cuerpo.
  3. Pasado este tiempo la extendemos sobre una mesa enharinada, floreando la masa, esto es la levantamos cada poco y ponemos un poco más de harina. Una vez extendida la masa la pasamos al molde. Yo prefiero moldes bajos para estos menesteres.
  4. Pinchamos ligeramente la masa. Sin atravesarla. Ponemos papel de aluminio y algo de peso encima, en plan unos garbanzos secos. Así evitaremos que al cocerla en el horno durante 15 minutos a 180 ºC se levante. Después la sacaremos y dejaremos enfriar.

tarta_cebolla_pasos

Para el relleno:

  1. Empezaremos pelando las cebollas y las cortamos en juliana. En una cazuela las pochamos a fuego lento con un poco de sal y aceite de oliva. La tapamos para que sude y la dejamos una hora.
  2. Sacamos, escurrimos todo el aceite y mezclamos con la nata batida con los huevos, el queso y el jamón. Dejamos reposar un poco el relleno para que se asiente y expulse el aire que haya podido coger en el batido.

Proporciones para hacer todo tipo de quiches

Si hacéis más cantidad de tarta de cebolla la cantidad de huevos para que cuaje en el horno de forma correcta es de 2 huevos por cada 200 ml de nata. Es importante que pongáis la tarta en la posición 2 del horno (si tiene 5 y se empieza a contar desde abajo). De ese modo cogerá un color dorado agradable e irá cuajando de forma perfecta.