Tocino de cielo, no sé a quién se le ocurriría el nombre pero desde luego dio en el clavo, ¿verdad? No hay nombre mejor que describa un postre como este. Cuando te lo metes en la boca es como si comieses un trozo de cielo, te hace levitar la suntuosidad de este postre y es tan suculento que… Babeo de solo pensarlo.

En esta ocasión lo he hecho acompañado de una crema inglesa con Licor de Café Ruavieja. La crema inglesa no es más que una especie de natillas, solo que más ligeras. Y tal y como ocurre con las natillas, la crema inglesa, también se pueden hacer de diferentes sabores. Solo hay que añadirlos en el momento adecuado. De hecho, la crema inglesa es la base de muchas recetas de helados.

Ingredientes para 4-6 personas:

Para los tocinos de cielo

12 yemas de huevo
300 g de almíbar que haremos con unos 400 g de agua y 300 g de azúcar
Además, para los moldes necesitaremos almíbar a punto de hebra fuerte que haremos con 200 g de agua y 150 g de azúcar

Como regla básica se utiliza el doble, en peso, de almíbar que de yemas de huevo.

Para la crema inglesa con licor de café

425 ml de leche
4 yemas de huevo
75 ml de Licor de Café Ruavieja.
150 g de azúcar

Cómo hacer tocinos de cielo

Para la crema inglesa:

  1. Hervimos la leche con el licor de café.
  2. Aparte, mezclamos el azúcar con las yemas de huevo, solo mezclar no batir.
  3. Añadimos la leche, poco a poco, para que no cuajen las yemas si la añadimos de golpe. Volvemos a poner en el cazo y volvemos a calentar.
  4. Cuando la crema haya espesado un poco, sin que llegue a hervir, retiramos y dejamos enfriar.

TRUCO: Para que no forme una capa seca por encima pondremos un film que toque la crema y meteremos en la nevera.

Para los tocinos de cielo:

tocino-cielo-pasos

  1. Empezaremos haciendo el almíbar para los moldes. Llevamos a ebullición en un cazo el azúcar con el agua. Debemos darle un punto de hebra regular. Es decir, cuando escurriendo una cucharada de la mezcla caiga en forma de hebra (ni fina ni gruesa) lo retiraremos. Esto será, más o menos unos 10 a 14 minutos hirviendo.
  2. Ponemos un poco de almíbar en cada molde y esparcimos bien.
  3. A continuación separamos las yemas de las claras. Las claras las podéis congelar para usar en otra ocasión.
  4. Hacemos el almíbar que mezclaremos con las yemas del mismo modo que el primer almíbar.
  5. Mezclamos, este almíbar con las yemas incorporándolo muy poco a poco a estas para que no cuajen.
  6. Ponemos en los moldes y estos los ponemos en una cazuela con agua hasta la mitad. Tapamos la misma y llevamos a ebullición suave durante 7 a 12 minutos. Dependerá el tamaño del molde. Si son estrechos 7 minutos, si son más grandes 12 minutos.
  7. Después dejaremos enfriar antes de emplatar con la crema inglesa en el fondo.

tocino-cielo-pasos2

CONSEJO: Lo suyo es utilizar moldes de metal, redondos, con forma cónica.

Incluso si los tenéis más estrechos que la foto mejor porque al ser los tocinos de cielo una bomba calórica lo mejor es comer poca cantidad que comer un tocino de cielo que sea como un flan de grande