Aunque la mejor temporada para comer pimientos rojos es con el inicio del verano hasta el otoño, debo decir que a nosotros, en casa, nos encanta comerlo todo el año. De hecho, la receta que más nos gusta hacer es la escalivada (algún día la pondré por aquí). Hoy, la receta es en exclusiva de pimientos rojos asados.

Leyendo un poco sobre los pimientos rojos he encontrado muy interesante los beneficios que nos aportan: el licopeno (cuanto más rojos mejor) nos aporta propiedades antioxidantes, también tiene vitamina C que nos ayuda a absorber el hierro, la vitamina B6 es un diurético natural ideal para los hipertensos, los betacarotenos previenen el colesterol y la luteolina ayuda a la memoria.

Cómo hacer pimientos rojos asados

Como podéis ver en la vídeo receta los pimientos rojos asados son muy fáciles de hacer.

1. Simplemente tendremos que limpiarlos bien primero, les quitamos la parte del rabo para limpiarlos, también, por dentro.

2. Los sazonamos bien y les ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra, tanto por fuera como por dentro.

3. Los asamos una hora a 180 ºC dándoles la vuelta a los 30 minutos.

4. Los ponemos en un tupper y lo cerramos dejando que se enfríen dentro. Así será más fácil pelarlos después.

5. Una vez pelados los cortamos en tiras y ya podremos hacer conserva con ellos o comerlos como más nos guste.

Pin It on Pinterest

Share This