Un buen aceite de oliva virgen extra, por ejemplo un arbequina es ideal es suficiente para hacer un rico bizcocho. Lógicamente junto al resto de ingredientes habituales de un bizcocho: huevos, harina, azúcar, impulsor…

Realmente no esperéis que los bizcochos de aceite sean super jugosos. Eso lo conseguimos más con los bizcochos de mantequilla. Pero lo bueno de los de aceite es que son muy sabrosos, y siempre se podrán acompañar de un buen café o un colacao.

Cómo hacer un bizcocho de aceite casero

Ingredientes:

250 g de harina
1 sobre de gasificante
250 g de azúcar más un poco para poner por encima
100 ml de aceite de oliva virgen extra
250 ml de leche
4 huevos

Pasos para hacer un bizcocho de aceite

1. Empezamos precalentando el horno a 180 ºC. Ademas, encamisamos el molde, untamos con aceite de oliva, añadimos un poco de harina y esparcimos bien. Quitamos el resto de harina no se haya adherido.

bizcocho_aceite3

2. Separamos las claras de las yemas y las batimos hasta punto de nieve. Después iremos añadiendo de una en una las yemas sin parar de batir.

aceite-de-oliva

3. Incorporamos el azúcar, la leche y el aceite y seguimos batiendo bien. Es normal que la mezcla se baje un poco ahora. Por último añadimos la harina y la levadura tamizada.

bizcocho_aceite1

4. Horneamos unos 25-30 minutos. Comprobamos que el bizcocho está cocido pinchándolo con un palillo y si sale seco sacamos del horno y si no cocemos 5 minutos más.

5. Para terminar el bizcocho de aceite de oliva podéis espolvorear un poco de azúcar glass o incluso cacao en polvo. Aunque como veis en la foto está muy rico sin nada.