Hay dos formas de hacer natillas. La primera os la puse hace unos años, natillas finas. La segunda os la pongo hoy, se trata de unas natillas caseras muy fáciles de hacer. Más fáciles que incluso la primera receta que entraña alguna complicación.

La diferencia es que las primeras se hacen sin maicena o harina y por lo tanto llevan más huevos. Eso sí, eso es lo complicado. ¿Por qué? Porque se nos pueden cortar los huevos al cocer las natillas para que espesen. La receta de hoy sí que lleva algo de maicena y por lo tanto las natillas pueden hervir sin correr riesgo de que se nos corten.

Pero lo mejor será hacer el paso a paso de las recetas de natillas caseras.

Cómo hacer natillas caseras

Ingredientes para 4 personas:

500 ml de leche
50 g de azúcar
4 yemas de huevo
10 g de maicena
1 rama de canela (también se pueden hacer de vainilla, sustituyendo la canela por 1/2 cucharadita de vainilla)
1/2 piel de limón

Paso a paso:

1. Ponemos la leche a calentar con la canela y la piel de limón.

natillas-caseras-pasos-1

2. Mezclamos las yemas con el azúcar y la maicena.

3. Vertimos la leche sobre la mezcla, colamos y la ponemos de nuevo al fuego hasta que cuaje. Napamos la espátula de madera, retirándolas del fuego antes de que hierva.

natillas-caseras-pasos-2

4. Repartimos en platos o fuente, y una vez fría decoramos con azúcar y canela o incluso con unas galletas.

Consejos para hacer natillas caseras

Podemos hacer las natillas con otros sabores. Por ejemplo, de vainilla, café o chocolate y al final las podemos acompañar con pastas o bizcochos de soletillas.

Para mayor seguridad, aunque no suele pasar, se pueden cuajar al baño María. Así evitamos que el hervor puedan acabar cortando las natillas.