Tarta de queso con base de galleta y frambuesas y cobertura de crema agria

A la hora de iniciar una clasificación de las tartas de queso que existen deberíamos englobarlas en dos grandes grupos. El primero el de las tartas de queso frías. Es decir, las tartas que se hacen sin necesidad de horno y que su ingrediente, el que hace que queden consistentes, es la gelatina. El segundo grupo son las tartas de queso calientes y no es porque se coman en caliente, si no porque se hacen en el horno. Su ingrediente, el que las diferencia principalmente de las primeras son los huevos.

Las tartas de queso son uno de los postres que podemos personalizar más. Cualquier tipo, fría o caliente, las podemos hacer de mil formas. Por un lado la base: de galleta, con ingredientes que la aromatizan o la complementan. De masa quebrada. Sin base. Etc. El batido mismo se puede personalizar, con dulce de leche, baileys, etc. Y arriba, mermelada, crema de queso, etc.

Ingredientes:

Para la base de galletas y frambuesas:

300 g de galletas (tipo María)
75 g de frambuesas liofilizadas
75 g de mantequilla

Para el batido de queso:

750 g de crema de queso
230 g de azúcar
60 g de harina
2 cucharaditas de piel de limón rallada
4 huevos
170 ml de nata (crema de leche)

Para la cobertura de crema agria:

600 ml de crema agria
80 g de azúcar

Pasos:

1. Empezaremos haciendo la base de galleta. Primero molemos las frambuesas liofilizadas, podéis compradlas en un herbolario por ejemplo. Tenemos que reducirlas a polvo.

tarta_queso1

2. A continuación trituramos las galletas, también deben quedar desmigadas por completo. Las mezclamos con los frutos rojos y la mantequilla fundida. Ponemos en la base de un molde, podemos poner papel en el fondo para poderla desmoldar por completo. Reservamos en frío mientras hacemos el batido de queso.

3. Precalentamos el horno a 150 ºC.

4. Batimos la crema de queso, el azúcar, la harina, la nata y las ralladuras de limón hasta obtener una mezcla suave. A continuación añadimos los huevos uno a uno. No incorporaremos el siguiente hasta que no este añadido del todo el anterior.

tarta_queso4

5. Añadimos el relleno al molde y horneamos a 150 ºC durante 1 hora y 25 minutos. Es importante hacerlo despacio y fuego suave, así evitamos que se raje la tarta porque se hinche mucho. Así mismo batiremos poco el batido y lo dejaremos reposar unos 15 minutos.

6. Una vez fría la tarta, batimos la crema agria con el azúcar hasta que resulte cremosa. No conseguiremos que monte igual que la nata tradicional. La untamos por encima y servimos.