batido

Sí ayer desayunamos con mucha energía, gracias a las barritas de muesli, hoy no es menos y también desayunamos con mucha energía gracias al batido de plátano, frambuesas y naranja que hemos preparado.

Sí, es un batido muy energético. Por un lado, los plátanos aportan unas 100 kcal por cada 100 gramos. Calorías que están en sus almidones. Es muy gracioso que se diga que engordan. Bueno, tienen más energía e hidratos que otras frutas pero mucho menos que ese churro que os estáis zampando mientras leéis este post.

Los plátanos guardan la energía en forma de almidón que transforma en azúcar (fructosa) a medida que se pone más maduro. Por eso un plátano maduro es dulce, mientras un plátano verde es más bien lo contrario.

Ocurre además otra cosa, mientras que un barrita energética comercial no nos quedamos saciados y seguimos teniendo hambre, con un plátano ocurre lo contrario. Así que, ¿qué es mejor? Por eso os traigo un batido energético que espero os guste.

Por otro lado, no solo es energético, también es muy saludable por la cantidad de vitamina C de la naranja, también de las frambuesas. Además de otros componentes minerales que tienen las tres frutas. En conjunto hablaríamos de: vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio, antioxidantes, flavonoides, ácido elágico e hidroxicinamato, fibra, aceites esenciales, etc.

Ingredientes:

2 plátanos maduros
3 puñados de frambuesas
250 ml de zumo de naranja

Pasos:

batido_pasos

1. La elaboración no entraña ninguna complejidad. Al ser un batido lo único que tendremos que hacer será triturar los ingredientes.

2. En el caso de los zumos o otros preparados tendríamos que utilizar licuadoras o exprimidores. En este caso solo utilizaremos el exprimidor para obtener el zumo de las naranjas.

3. Una vez triturados todos los ingredientes juntos los pasamos por el chino o un colador para eliminar las pepitas de las frambuesas.

4. En este caso hemos hecho el batido energético con plátano, frambuesas y zumo de naranja. Si tenemos como base el plátano podemos cambiar las frambuesas por albaricoques o melocotones y además cambiar el zumo de naranja por otros, como por ejemplo zumo de grosellas, de arándanos u otros.