Hoy, desayunamos con energía gracias a esta receta de barritas de muesli fácil para preparar en casa. ¿Pero qué es el muesli? Pues es un producto que podemos encontrar en el super tal cual para desayunar como los cereales. De hecho, uno de los ingredientes que tiene son los cereales. Además, tiene frutas deshidratadas y frutos secos.

Puedes crear tus propias barritas energéticas teniendo en cuenta que debes incluir principalmente tres tipos de ingredientes. Por un lado cereales, jugar con los cereales inflados da mucho juego de textura. Después frutos secos, los que prefieras o los que mejor vayan con el resto de ingredientes. Y por último frutas deshidratas. También puedes incluir, o incluso bañar las barritas de chocolate.

Ingredientes:

1 taza de arroz hinchado integral – o cualquier otro tipo -, 1/2 taza de mijo hinchado, ½ taza de nueces, ½ taza de anacardos, ¼ de frutos rojos deshitradatos, ¼ taza de piña deshitrada, 100 g de miel y 50 g de azúcar moreno.

Cómo hacer barritas de muesli o energéticas

1. Empezaremos preparando el molde o moldes individuales. Lo mejor es poner papel de horno en el fondo y paredes ya que nos hará más fácil podes separarlas o incluso cortar las barritas en el caso de no tener moldes individuales.

Pasos para hacer barritas de muesli

2. Después colocamos todos los ingredientes medidos, menos la miel y el azúcar, en un bol. Los mezclamos bien.

3. Por otro lado ponemos en un cazo la miel y el azúcar. Calentamos bien hasta que empiece a hervir.

Pasos para hacer barritas de muesli

4. Añadimos la mezcla de miel y azúcar caliente sobre los cereales, frutos secos y frutas mezcladas en el bol. Removemos bien, haciendo que quede todo bien impregnado.

Pasos para hacer barritas de muesli

5. Ponemos la mezcla en el molde y ponemos a enfriar para que queden duras y sea más fácil comerlas.

Y ya tendremos nuestras barritas de muesli preparadas para que nos rellenen de energía en cualquier momento del día que las necesitemos. Eso sí, envolvedlas en papel vegetal para que no se os peguen, porque aunque se solidifiquen seguirán pringando un poco.