Cómo estirar una masa con rodillo en ocasiones es una de esas tareas que se ven como complicadas pero nada más lejos de la realidad. Y para demostraros que es muy sencillo le vamos a dedicar un capítulo, y un vídeo, al curso de pastelería online gratis que estamos haciendo.

En este artículo veremos que hay diferentes tipos de rodillos, tanto en forma, peso, materiales, etc., pero lo más interesantes es que veremos el porqué existen. Después pasaremos a ver cómo se prepara la masa para estirarla, la masa y también la mesa de trabajo. Y por último cómo se estira la masa con el rodillo. Así que os dejo con el vídeo y con el resto del artículo.

Tipos de rodillos para amasar

Realmente los rodillos tradicionales son los de madera con, digamos, dos especies de mangos a los lados. Aunque en los últimos años han proliferado una cantidad muy grande de rodillos de diferentes tamaños, pesos, materiales, etc. Básicamente el tipo de rodillo hoy marca para qué se utilizarán, aunque eso no quiere decir que en casa debamos tener un rodillo para cada tipo de masa.

La regla de oro para elegir rodillo es uno que nos guste y nos haga sentir cómodos y que sobre todo no haga que las masas se peguen a él. Aunque esto último dependerá más de cómo usemos el rodillo a otra cuestión. Yo en casa tengo uno de madera pequeño, que me viene genial cuando tengo algo pequeño que estirar y uno más grande de acero inoxidable y que además pesa un montón, genial porque hay masas que no hay que aplicar fuerza ya que el propio peso del rodillo es suficiente para irla estirando.

Hay rodillos con rodamientos que nos permiten agarrarlos bien por los lados y el propio rodillo gira sobre si mismo. Otros rodillos no tienen rodamientos y entonces hay que llevarlos cogidos pero que a la vez giren libremente. Y otros no tienen ni siguiera mangos, como por ejemplo el rodillo francés. Un palo alargado que se utiliza como si manejásemos rollitos de plastilina. Este último es muy parecido al turco, Oklava, que es largo y más delgado.

Para mi es importante el material para determinadas masas, en especial masas frías como el hojaldre o la masa de galletas sablés de mantequilla. Masas que deben manejarse en frío y que el contacto con un material frío les viene muy bien. Por ejemplo, hay rodillos de mármol, ideales para estos trabajos pero son caros y muy pesados.

Cómo coger el rodillo de amasar

Una vez que hemos enharinado lo suficiente la masa y también la mesa de trabajo si es una masa salada. Si lo es dulce lo haremos con azúcar molido o glas. Tocará utilizar el rodillo.

Para las masas que deben quedar redondas, por tratarse de por ejemplo una base de tarta empezaremos con la masa en forma de bola. Si es una masa que debe ser rectangular empezaremos con la masa en forma de rectángulo. Después claves para estirar:

  • Que siempre apliquemos la misma fuerza a un lado y otro del rodillo.
  • Que no tengamos prisa en estirar la masa. Mejor poco a poco.
  • Enharinar la masa siempre que haga falta porque se nos empiece a pegar en el rodillo. Pero no enharinarla en exceso.
  • No girar la masa de lado a lado, lo mejor es mover el rodillo.

Si seguís estos consejos y practicáis un poco seguro que no habrá masa ni rodillo que os gane.