De pequeño, mi madre hacía los espaguetis con carne muy parecidos a la forma de hacer boloñesa. Claro, eso en una España donde por lo general lo que abunda son los espaguetis con tomate frito y chorizo y en algunas ocasiones puedes encontrarte, dentro del tomate frito unos trozos de carne picada que asemejan a una especie de albóndigas, pues era todo un lujo.

Pues bien, esta versión, esta receta de espaguetis con albóndigas, es mi intento por mejorar esa receta que para salir del paso se hace de forma rápida y mal y que queda bastante regular. A la cocina hay que dedicarle algo de tiempo y ya veréis que merece la pena los frutos que nos da. Porque llenará nuestra casa de alegrías y buenos momentos en la mesa.

La mesa, un buen plato, una buena compañía, una buena bebida y seguro que saldrán momentos de conversación con la persona que tenemos al lado. Momentos de conversación que nos hace acercarnos, una cercanía que es muy necesaria en un mundo cada vez más globalizado que nos hace comunicarnos con otras personas a través de mensajes o whatsapps.

De verdad, probad a cocinar, a hacer mejor las cosas. La salsa de tomate en casa es gloria bendita, no utilicéis tomate frito. Parad, dedicadle tiempo a las albóndigas, no hagáis pelotillas de carne y ya está. Mezclar todo, y os quedarán unos espaguetis con albóndigas en salsa de tomate a la albahaca de lujo.

Cómo hacer unos espaguetis con albóndigas en salsa de tomate

Albóndigas con salsa de tomate

Pues por un lado debemos hacer la receta de salsa de tomate a la albahaca (mañana la receta aquí), después haremos las albóndigas a la albahaca, también, y por último coceremos los espaguetis. Ya veréis que recetón más fácil de hacer siguiendo el paso a paso.

Ingredientes:

350 g de espaguetis
400 g de salsa de tomate a la albahaca
400 g de carne de ternera
1 huevo
50 g de pan rallado
Un puñado de hojas de albahaca fresca
2 dientes de ajo
Pimienta, aceite de oliva virgen extra y sal

Paso a paso:

1. Lo suyo es tener la salsa de tomate a la albahaca ya lista. La receta la pondré mañana, así que tenéis que estar pendientes. Incluso la podemos tener en conserva en botes preparados solo para añadir a las albóndigas cuando estén listas. Si no la tenéis, no pasa nada hay que seguir estos pasos.

  • Para hacerla muy fácil, sin tomates naturales como la haré mañana, solo tendremos que añadir un poco de aceite en el una cazuela, ahí doramos un diente de ajo y lo retiramos.
  • Después añadimos el tomate triturado (500 g) y un buen puñado de hojas de albahaca fresca picada. Dejamos cocer unos 10 a 15 minutos a fuego suave para que evapore parte del agua que tiene el tomate. Al final añadimos un poco de azúcar y un poco de sal.

2. Después haremos las albóndigas. En un bol ponemos la carne picada de ternera – yo he utilizado ternera blanca – y añadimos la albahaca fresca picada, los dientes de ajo, ponemos a punto de sal y pimienta. Añadimos también el huevo y el pan rallado solo si la mezcla estuviese demasiado blanda.

Masa de albóndigas

3. Para formar las albóndigas cogemos porciones de masa y hacemos bolitas pequeñas. Las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite caliente hasta que estén doradas. Las dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

Forma de albóndigas

4. Ponemos en un cazo abundante agua al punto de sal. Cuando comience a hervir incorporamos los espaguetis y dejamos cocer unos 7 minutos para dejarlos al dente.

5. Pasamos las albóndigas a la salsa de tomate y dejamos cocer a fuego suave unos 10 minutos más. Si espesase demasiado la salsa podemos añadir un poco de agua. Rectificamos de sal.

Albóndigas con salsa de tomate

Añadimos un poco de salsa a los espaguetis ya escurridos. Removemos bien y servimos los espaguetis junto con las albóndigas por encima o mezcladas. Además rallamos un poco de queso parmesano y servimos al gusto. Este es un plato que podría ser único en una comida única, de esas que sirven para chuparse los dedos.