Bueno, ya estamos llegando a su fin en el primero de los capítulos de nuestro curso de repostería y pastelería gratis que estamos desarrollando todos los lunes en El Monstruo de las Galletas. De hecho, creo que con la entrada de hoy, dedicada a conocer los utensilios básicos que vamos a necesitar para hacer los postres del curso, podremos dar por concluida esta parte y dar comienzo, la próxima semana a algunas elaboraciones básicas de pastelería. Como por ejemplo, aprenderemos en los primeros pasos:

  • A utilizar una manga pastelera.
  • A saber manejar un rodillo.
  • Y algunas cosas sobre el almíbar, baños o coberturas de tartas o cómo hacer mermeladas.

Mientras, veamos cuáles son esos accesorios, utensilios, etc., que son básicos y que deberíamos tener en nuestra cocina (si es que tenemos sitio).

  • Varillas. Las hay de muchos tipos, en mi opinión las mejores para casa son las de tamaño medio y la varilla debe ser de metal con el mango de silicona o similar. Ya sabéis que sirven para batir, introducir aire en muchas elaboraciones de una forma rápida y precisa. Ahora bien, las hay de metal recubierto de silicona que son ideales, por ejemplo, si las tenemos que utilizar en una sartén. Hay otras varillas, que son tan útiles en principio, o tan básicas, que son las varillas cortadas y ligeramente abiertas que se utilizan para hacer algodón de caramelo.

varillas

  • Barreños o boles. De básico en básico. Necesitaremos boles o barreños para hacer las diferentes mezclas, batidos, masas, etc. Lo mejor es tener varios y de diferentes materiales: cerámica, vidrio, plástico, metal. Dependiendo el material nos servirá para ponerlo directamente al fuego o no.
  • Mangas pasteleras y boquillas. En mi modesta opinión las mejores mangas pasteleras son unas desechables que venden en diferentes marcas. Eso sí, que sean grandes para que podamos, en la medida de lo posible usarlas de una sola vez con todo el relleno o masa a emplear. Además un juego de boquillas, por lo general del 8, 10 y 12 y de dos tipos, lisas y ralladas. Si os interesan más, las hay aplastadas, sesgadas, estriadas, etc. Las vamos a utilizar para decorar, formar piezas de pastas, bizcochos, etc. Son algo caras, para los pequeñas que son, así que si las encontráis de plástico mejor (al menos las básicas).
  • Brochas. Como si de un pintor se tratase vamos a tener que utilizar brochas para pintar. Nuestra pintura, por lo general será huevo batido (almíbar, gelatina, etc.). Hoy en día las brochas son de silicona y las hay de diferentes tamaños. Os aconsejo que sea una tupida para que retenga líquido.

pincel-silicona

  • Cazos. De diferentes tamaños (al menos uno pequeño, como de 1/2 litro y otro de litro y medio), son ideales para hacer pequeñas mezclas cocidas, como por ejemplo almíbar.
  • Juegos para cortar pastas. Hoy en día los encontramos de muchos materiales, por un lado plásticos duros y por otro lado de acero inoxidable. En mi opinión como mínimo necesitaríamos circulares, cuadrados de diferentes tamaños y lisos y rizados. Después, los hay de muchísimas formas y figuras.

4011-1

  • Medidores de tazas y cucharas. Hay muchas recetas que pueden estar en medidas anglosajonas. Para estas recetas utilizaremos medidores de tazas y cucharas de diferentes tamaños. Un juego nos vendrá muy bien.
  • Cucharillas sacabolas. Sí, para hacer bolas de helados o sacar bolas de frutas, vaciadores, etc. Así que lo mejor es que sean de diferentes tamaños.
  • Cuchillos. Aunque ya tendréis unos buenos cuchillos, también para pastelería y repostería los tendremos que utilizar. Así que lo mejor será tener al menos una puntilla, un cebollero, un cuchillo de sierra (muy útili para bizcochos) y un fileteador.
  • Chinos. Son de acero inoxidable y sirven para colar líquidos, pasar batidos, cremas, filtrar, etc.

chino utensilio cocina

  • Embudo. De chapa para que no se nos derrita en el caso de necesitarlo para líquidos calientes y nos vendrá muy bien cuando tengamos que envasar mermeladas, cremas, batidos, etc.
  • Espátulas. Ideales para aplicar coberturas sobre tartas, trabajar chocolate, etc. Así que si son un poco flexibles muy bien. Hay una, alargada que la llamamos ballena que está muy bien para coger y trasladar de un sitio a otro piezas grandes sin que se rompan por su flexibilidad.
  • Espuela o corta pizzas. Nos vendrá muy bien para cortar masas, bordes, etc.
  • Espumadera. Pues para desespumar mermeladas, almíbar, retirar alimentos de cocidos calientes, mezclar, remover, etc.
  • Moldes variados. Redondos, cuadrados, de corona, de tarta, con agujero en medio, etc. Hay un millón de moldes. Para mi los esenciales son los redondos de aro desmontable, de tamaño de unos 21 cm de diámetro. También un molde de cake, de 1 litro de capacidad. Y después moldes para muffins o magdalenas medianos y grandes. Además unos moldes para hacer flanes A partir de ahí ya es un no parar.

Molde para panecillos o bizcochos

  • Pelador. Ideales para sacar pieles de limones, naranjas, etc.
  • Placa de horno. ¿Lógico verdad?
  • Planchas de silicona para horno y papel vegetal de horno. A ver, para mi esenciales son realmente el papel de horno. Me parece el invento del siglo ya que nos vale tanto como para poner de base como para forrar moldes y que no se nos pegue. Las planchas de silicona también son muy útiles pero menos esenciales.
  • Rodillo. De madera o acero o sintéticos o de cerámica. Lo importante es que pesen. Después hay mil modelos.
  • Tamiz. Nos sirve para deshacer grumos de harina y separar “la paja gorda de la fina”. Además, en los bizcochos conviene utilizarlo porque ayuda a incorporar aire al batido.
  • Tijeras. Lógico, sin más.
  • Lengua de gato o de silicona. Para rebañar los boles o barreños y aprovechar hasta la última gota de todo.
  • Rejillas para enfriar. Son necesarias para un correcto enfriado de las piezas que hagamos en el horno.