Y después de hablaros del nuevo libro de Sandra Mangas, toca hacer una receta y me he decidido por unos Coulant. Desde hace un par de meses estoy dando clases de cocina en un par de centros culturales de Madrid. La verdad que es toda una experiencia llena de anécdotas diarias, algunas positivas y otras no tanto, pero bueno es que la vida está llena de todo tipo de momentos. Así que nada fuera de lo normal.

Uno de los talleres más divertidos que he dado ha sido con uno de los grupos y con recetas de chocolate. Divertida porque se notó que todos lo disfrutaron y en ese ambiente mola mucho trabajar. Tanto, que nos animamos y cocinamos alguna receta extra, por ejemplo unos panqueques porque esta receta de coulant tiene dulce de leche, y por supuesto había que gastar el bote.

coulant-chocolate-partido

Solo decirte, Sandra, que tu receta es perfecta. Las tres veces que la hemos hecho en los talleres ha salido perfecta y como siempre hay alguna excepción. Pero esta vez fue mi culpa, y me puse a hacer la receta en casa sin darme cuenta que no había huevos suficientes. Y sí, es muy importante tener la cantidad adecuada de todos los ingredientes. En mi caso, debo decir que a pesar de eso los hice sabiendo que no quedarían bien de aspecto pero sí de sabor.

coulant-frambuesa

Los coulant que hice en casa los rellené de frambuesas (una frambuesa dentro de cada uno). Los de los talleres (la foto de arriba es uno de los coulant que hicimos en uno de los talleres) es la receta tal cual de Sandra, rellenos de dulce de leche. Y es que mezclar mis dos pasiones reposteras (chocolate y dulce de leche) ha sido una de las mejores experiencias (en cuanto a gula se refiere) de los últimos tiempos.

Ingredientes para un jauría de personas que les encante el chocolate

300 g de mantequilla
400 g de chocolate de cobertura (min 55 % cacao)
8 huevos
200 g de azúcar
50 g de cacao puro en polvo
150 g de harina
1 cucharadita de dulce de leche por cada coulant
Un pizca de sal

Elaboración, paso a paso, del Coulant de chocolate

Empezamos preparando los moldes. Podemos usar de esos que son como de aluminio, tipo flanera lisa. Los untamos de mantequilla y los espolvoreamos de cacao en polvo.

Ponemos en un bol apto para microondas el chocolate y la mantequilla. Lo fundimos en intervalos de tiempo cortos para que no se queme. También podemos fundir estos dos ingredientes al baño maría. En otro bol mezclamos los huevos con el azúcar hasta que este último esté bien disuelto. Añadimos el chocolate fundido con la mantequilla y seguimos mezclando. Por último, añadimos la harina con una pizca de sal y mezclamos hasta que quede todo bien incorporado.

Repartimos la mezcla en los moldes. Primero una cucharada y media en cada molde. Después una cucharadita de dulce de leche y por último otra cucharada y media. Metemos en el congelador como mínimo unas tres horas.

Precalentamos el horno a 180 ºC. Sacamos los coulants de chocolate del congelador y los horneamos directamente unos 10-12 minutos. Retiramos del horno, desmoldamos con cuidado y servimos de inmediato.