guirlache

El guirlache es una de esas recetas que me recuerdan a mi niñez, curiosamente también lo es de mi mujer. Esas pequeñas barritas de guirlache que comíamos con todas nuestras fuerzas para poderlas morder. Cogerlas con el puño y machacarlas con las muelas. ¿A cuántos dentistas les encantará también esta receta?

Pues nada, hoy es lo que tengo para ofreceros, y como este mes la tradición manda, estoy intentando mezclar algunas recetas sencillas y originales de Navidad con otras más clásicas. Además, la receta de guirlache es tremendamente fácil, y solo puede acarrear complicaciones por la temperatura que alcanza el caramelo.

Cómo hacer guirlache

Como os comentaba la única complicación es hacer el caramelo y no quemarnos en el intento. La temperatura de fusión del azúcar está por encima de los 160 ºC. Y cuando está oscuro puede estar cerca de los 200 ºC. Después tenemos que tener una superficie donde echar la mezcla para que se enfríe teniendo en cuenta también la temperatura. Yo me he cargado una lámina de esas que se utilizan para estirar masas pensando que aguantaría. Y bueno, aguantar aguantó, pero se quedo «chuchurría».

Así mismo, un consejo. Comprar almendra entera repelada y tostada, así os ahorráis más trabajo del debido y la verdad que el precio no varía en exceso, sigue siendo cara de cualquier manera. De todas formas podéis tostar la almendra simplemente calentándola directamente en una sartén hasta que empecéis a notar olor a tostado. Eso sí, no paréis de mover que se pasan enseguida.

Ingredientes

500 g de azúcar
10 g de mantequilla
500 g de almendra entera repelada y tostada (yo he utilizado sin repelar)

Elaboración de paso a paso

En un recipiente que sea anti adherente (lo suyo incluso es hacerlo en uno de cobre si lo queremos hacer mucho más clásico) ponemos a fuego moderado el azúcar y removemos hasta que se funde y tome un color de avellana.

guirlache1

Añadimos la mantequilla y la almendra tostada y mezclamos bien en el fuego.

guirlache2

Vertemos sobre una superficie aceitada y con una espátula lo volteamos y con un rodillo, también aceitado, lo aplastamos dándole un grosor de 1 cm aproximadamente.

guirlache3

Cortamos en tiras de unos 6 centímetros de largo y de 1,5 cm de ancho antes de que se enfríe. Las envolvemos en papel parafinado o de horno si no tenemos otro y lo guardamos en un lugar seco.

Pin It on Pinterest

Share This