galletas_birba

El domingo probamos galletas, así se va a llamar esta sección del blog que nace con la intención de ser fija. Es decir, todos los domingos a las 10:00 de la mañana podréis encontrar un post dedicado a unas galletas comerciales. En unas ocasiones podrán ser más «comerciales» que otras. Es decir que podremos hablar de las Chips Ahoy! (por decir unas) del mismo modo que nos encantará hablar de las galletas artesanales de Doña Pepi (nombre figurado). Estoy seguro que, de todas formas, serán más ocasiones en las que hablaré de galletas con un cierto atractivo desconocido que las que ya podáis conocer. No solo porque creo que os pueda interesar más a vosotros, si no porque me interesa y motiva descubrir cosas nuevas e interesantes.

La verdad que hablar de Galletas Birba sea para algunos de vosotros algo poco o nada novedoso, o para otros sea un descubrimiento. Yo soy de los segundos, hace unas semanas las vi en el supermercado y me resultó muy llamativa la caja en la que vienen. Y en cierto modo si conoces sus galletas de antes puede ser un encuentro hasta enigmático. Y es que la caja o lata de galletas es muy atractiva dentro de un estilo clásico y tradicional de sus ilustraciones. Y además, tampoco sabes qué tipo de galletas contiene bajo el denominado «Surtido Imperial».

galletas_birba2

El caso es que de aquel primer encuentro no terminé comprando la lata, por un lado por las prisas y por otro porque hoy en día cuesta un poco comprar galletas (600 gramos) por algo más de 13 euros. Pero la segunda vez me volví a encontrar con las galletas, en el mismo supermercado pero en otro sitio. A las señales del destino hay que hacerles caso, así que la compramos.

La historia de Galletas Birba está a disposición de todo el mundo en su página web. Así que tampoco voy a reproducir en el blog lo que ponen en su web. Pero sí que quiero resaltar que en todas las páginas de la web destacan básicamente que son galletas elaboradas de forma tradicional desde hace más de 100 años y siempre con los mejores ingredientes y sin la utilización de conservantes ni colorantes.

galletas_birba3

Claro, si quitamos el nombre de Galletas Birba del texto y ponemos otro cualquier, esto podrían suscribirlo muchas otras. Parece que hoy en día todo el mundo, hasta los grandes, se dedican a hacer sus productos con los «mejores ingredientes» y etc. Pero en este caso tenemos la eterna juventud de la marca, más de 100 años haciendo galletas deben tener el suficiente peso como para pensar que hacen bien las cosas.

En el interior de este Surtido Imperial encontramos tres pisos de bandejas con galletas. Por supuesto no solo la lata es mejor que la caja del «surtido cuétara», ese surtido que tiene siempre la tia abuela en casa como esperando a que lleguen las visitas para poder sacarlo. Si no que el interior es mejor. No tiene tanta variedad pero si la suficiente como para disfrutar de cada una de las galletas de forma plena. Y es que podemos encontrar:

galletas_birba4

  • Almendrados, esos que tienen una almendra encima. Son redondos, pequeñitos y muy crujientes.
  • Los Brisalets, son de dos tipos. Por un lado un milhojas de barquillo, cuadrado sin envoltorio, relleno de chocolate. Y por otro lado un milhojas de galleta alargado con crema de coco.
  • Hay unas cookies muy crujientes, no he encontrado el nombre en su web, que tienen pequeños chips de chocolate y trocitos de almendra. Son mis preferidas del surtido.
  • También está el tradicional bizcocho crujiente. Lo que en otras marcas venden como bizcochos de coletilla crujientes o similares.
  • Hay canutillos, de chocolate llamados cubanitos, una perdición. Y los hermanos, que van sin chocolate. Otra perdición y los preferidos de mis peques.
  • Envueltos tenemos los Russos, un milhojas de barquillo rellenos de crema de coco y con la base de chocolate al 60%. Los Fruits d´Or, milhojas de galleta, más largos que los Russos con crema de coco y bañadas por completo en chocolate fondant 60%. Y por último los Pirineic, una galleta cuadrada con la base de chocolate. También de mis preferidas del surtido.

Es una pena que solo haya este tipo de surtido en el supermercado donde compro, la presentación en lata lo encarece seguramente mucho y es una pequeña joya que solo podré comprar de vez en cuando.

Espero que os haya gustado mi primer post de esta sección «El domingo probamos galletas». A mi me ha encantado hacerlo, pero sobre todo, ¡comerme casi todas las galletas!

Pin It on Pinterest

Share This