Hace algunos meses os informé que estaba planeando una nueva etapa para mi blog. La verdad que por aquel entonces pensaba que esta sería la mayor noticia que tendría para este 2012, en lo que se refiere al terreno profesional. Sí, porque no solo es un cambio de diseño del blog, que incluye el logo, si no porque además incluye lo que veis en la parte superior derecha del blog, una pequeña tienda. Pero no adelantemos las cosas.

Pues bien, no podía sospechar que 6 meses después de empezar de lleno en la aventura de renovar el blog, dejaría Directo al Paladar, después de más de 4 años de colaboración muy intensa. Y que pasaría a formar parte de Betazeta en un proyecto, que además, empieza en unos días – y del que ya os hablaré más adelante -. Hay trenes que pasan delante tuyo y hay que aprovechar el momento y subirse, aunque eso signifique dejar un poco a parte otros proyectos personales.

La Cocina del Monstruo

Pues bien, alguna vez os he comentado que los sueños hay que perseguirlos. En este caso, mi sueño desde que inicié este blog era darle un enfoque profesional. Es decir, conseguir rentabilizarlo. Antes de ser El Monstruo de las Galletas iba a ser un blog de platos de catering, tapas, pintxos, vasitos, etc. Sí, porque manejaba dos ideas:

1. Montar un catering para pequeños eventos y comidas en casas, etc.
2. Poner una tienda on line, casi desde que Internet es Internet he tenido esa idea en mente.

Al final he optado por la segunda idea. Y son varios los motivos que me han llevado a hacerlo. Mi mujer, Verónica tuvo que llegar a un acuerdo para dejar su puesto de trabajo en una agencia de comunicación. Un acuerdo realmente malo, pero dadas las circunstancias era lo mejor. Desde entonces ha pasado casi año y medio y las circunstancias económicas, como bien sabéis todos, hacen bastante difícil encontrar un puesto de trabajo.

Esto me llevó a decidir apostar por mi idea para que fuese ella quien la gestionase. Siempre con la idea de que fuese un aporte a nuestras vidas y algo por lo que luchar. Pero claro, mi forma de trabajar hasta hace mes y medio era dedicarme en cuerpo y alma a facturar todos los meses para algo tan sencillo y necesario como es comer todos los meses, pagar recibos, algunos caprichitos, etc.

Y ahí es donde entra la tienda. Es nada más y nada menos que “algo más” en nuestras vidas. Yo aporto mi idea, mi mujer aportará la gestión y un punto de vista muy necesario. Porque ella es mucho más práctica y también, seamos sinceros, mucho más detallista de lo que soy yo. Una visión muy necesaria para cualquier tipo de negocio.

Bueno, hay muchos detalles por pulir todavía. Espero que dentro de poco poder anunciar la apertura de “La Cocina del Monstruo”, nuestra tienda on line.

El nuevo diseño del blog

El Monstruo de las Galletas seguirá siendo igual. Con sus más o menos dos actualizaciones a la semana – aunque sé que los últimos meses no lo cumplo -. Con su mismo tipo de contenido, recetas dulces en su gran mayoría y las saladas sabéis que las dejo como mucho para algún bocadillo o pan. A lo mejor os traeré algún utensilio de vez en cuando, a lo mejor os hablaré de algún sorteo – que no concurso – que podré organizar con la colaboración de alguien. Y poca cosa más. Prometo no agobiar con la tienda.

El nuevo diseño se lo debo a tres personas. La que más paciencia ha tenido conmigo ha sido César Saiz@emper -, él es desarrollador y programador. Y como yo no tengo ni idea a lo que se dedican los desarrolladores y programadores poco puedo decir. Solo que sabe mucho de todo lo que no sabemos el resto: que si PHP, HTML, CSS, y muchos etc. Ahora anda detrás del desarrollo y programación de una plataforma increíble que tiene la versión práctica en Dext. Pues bien, él se ha encargado de poner el blog y toquetearlo para que quede bien. – Así en pocas palabras -.

Por otro lado tenemos a Pol que es la persona que ha hecho el diseño en sí del blog, y la tienda. La letra, los colores, que cada rincón del blog tenga un color, textrua, y también la mayoría de las ilustraciones. Tenéis más trabajos suyos en Soft10.

Y por último, mi ilustrador favorito. Un verdadero artista y que siempre ha estado ahí para echarme una mano cuando lo he necesitado. Juan Díaz-Faes. Ha hecho el nuevo logo del monstruo, mucho más depurado, recto pero igual de simpático que el anterior. Además ha hecho una recreación fantástica de un mundo lleno de monstruos de las galletas que podéis ver en el pie del blog.

En fin, ya veis que ando con mil cosas, pero es que para mi los días tienen 28 horas. Y no, no voy a contaros el secreto, porque es algo que incluso yo desconozco como puedo hacerlo. Eso sí, lo último quiero decir es para esas personas, que sabéis quienes sois, que me habéis apoyado durante todo este viaje de meses y que ya está llegando a su fin…. o a su comienzo.

¡¡Gracias de todo corazón!!