Nubes, chuches

Hace semanas y semanas que mi mujer me viene pidiendo que le haga la receta de las nubes, como las de las tiendas de chuches. El caso es que las descubrió el día que entró en casa el libro de recetas de Webofritos, pero yo me he venido resistiendo a hacerlas, y es que hacer estas recetas me da un poco de pereza. Qué se le va a hacer, soy así.

El caso es que después de hacerlas podemos decir que son geniales. Tal vez un punto demasiado dulces, pero todo será probar a poner un poco menos de azúcar o incluso a hacer nubes de otros sabores que jueguen a combinar sabores más ácidos. De hecho, hace unos días Umami hizo unas nubes de lima congeladas que creo que deben estar genial.

Cómo hacer nubes

Nubes de gominola

Quién iba a pensar que las nubes no eran más que una gelatina muy espesa montada, como quien monta unas claras de huevo o la nata. Pues si, no es más que eso. De esa forma se consigue la textura de las nubes, gelatina, esponjosa gracias a la adición de aire en el batido. Para hacer esta receta he seguido paso a paso la receta de Webos fritos, quien por cierto también la tiene en su blog.

Ingredientes

2 sobres de gelatina neutra en polvo – 10 g cada uno –
100 g de gelatina en polvo de frambuesa
200 ml de agua
300 g de azúcar
Azúcar glasé para rebozar

Elaboración paso a paso

Ponemos a calentar el agua en un cazo y cuando comience a hervir añadimos la gelatina neutra y el azúcar. Sin parar de remover cocemos 5 minutos.

Pasado este tiempo añadimos la gelatina de frambuesa y seguimos removiendo, otros 5 minutos, para evitar que se pegue. Comprobaréis que aunque esté hirviendo la mezcla espesa ligeramente.

Después dejamos enfriar en un recipiente y cuando esté cuajando la batimos con ayuda de un batidora eléctrica de varillas o, en mi caso, la KithenAid o cualquier otro aparato que tengáis. A mano seguro que cuesta mucho más.

Después forramos un tupper con film transparente de cocina y espolvoreamos azúcar glasé. Echamos la mezcla y espolvoreamos con más azúcar glasé. Y algo que no hice, fue tapar de nuevo con film transparente de cocina, y creo que es necesario. A mi se me formó una capa un poco gruesa, como de 1 mm y pienso que con el film por encima, tocando la masa de las futuras nubes no se formará.

Dejamos a temperatura ambiente unas 12 horas. Desmoldamos, quitamos el film, estará pegado ligeramente, y cortamos en trozos. Pasamos por azúcar glasé y ya podremos comer.

Consejos

Se me ocurre que tal vez pueda haber moldes de silicona más pequeños para hacer piezas de nubes de tamaño y forma diferente. Incluso para hacerlas cilíndricas y que de esa forma se parezcan a las nubes que venden en las tiendas de chuches. Todo será cuestión de probar a hacer otras nubes.