Creo que con esta nueva receta de galletas de crema de turrón voy a inaugurar una nueva sección dentro de las 100 recetas de galletas. Se tratará sobre galletas versionadas de mis amigos. Unas veces más transformadas y otras menos, pero en definitiva galletas que me llamen la atención y que el mundo galletil se merece conocer.

La receta de hoy está ligeramente cambiada del blog Fotomerienda, pero solo por que a la altura de año a la que estamos ya no queda ni una tableta de turrón «del blando» en los supermercados. Así que lo he hecho ha sido cambiar el turrón por crema de turrón, una especie de masa elaborada a base de turrón, no tiene la misma textura pero casi.

Crema de turrón

Aunque lo mejor es que empecemos con la receta.

Ingredientes para unas 20-25 galletas de turrón

200 g de crema de turrón
1 huevo
125 g de mantequilla
250 g de harina
1 sobre de impulsor

Para decorar

Almendra laminada para decorar
1 huevo

Elaboración paso a paso

Empezaremos mezclando la crema de turrón con el huevo hasta que esté todo bien unido. Es como en otras galletas cuando unimos al principio el azúcar con el huevo. Eso sí, probar antes la crema de turrón porque es lo que al final dará dulzor a la receta. Si veis que no está muy o poco dulce añadir un poco de azúcar.

Añadimos la mantequilla en pomada y de nuevo debemos conseguir una mezcla homogénea.

A continuación añadimos la harina con el impulsor (levadura química) y volvemos a mezclar. Ahora la masa resultante será un poco curiosa debido a la grasa de la almendra de la crema y de la mantequilla. Es una masa que se demenuza igual de fácil que se junta con las manos. La hacemos un cilindro y la envolvemos en film transparente de cocina y dejamos en la nevera al menos unos 30 minutos para que se endurezca.

Después estiramos la masa, si se ha endurecido demasiado la trabajamos un poco para ablandarla. Le damos un grosor de unos 4 mm. Para estirarla podéis usar papel de cocina, film o azúcar glass sobre la mesa.

Cortamos la masa con un cortapastas y las ponemos sobre una plancha de silicona de horno o sobre papel de horno. Las pintamos de huevo y ponemos un poco de almendra laminada encima.

Horneamos a 180 ºC con el horno precalentado durante 12 minutos hasta que tengan un color dorado muy bonito. Las dejamos enfriar un poco antes de cogerlas y después las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.

Estas galletas de crema de turrón son muy curiosas porque al no tener azúcar como tal no endurecen de la misma forma y se quedan como en migas lo que las hace unas pastas muy curiosas para tomar con un té o café.