Cookies de chocolate

Estoy desayunando unas cookies de chocolate en mi oficina. Mi escritorio/oficina está situado en una esquina del salón de casa. En ese pequeño hueco me paso unas cuantas horas al día trabajando siempre que no esté en la cocina. Estoy en frente a la ventana, tenemos 4 metros de ventana en el salón. La ventana da a la parte de atrás del edificio donde vivimos y a las terrazas de la primera planta de los tres números de calle que forma el mismo edificio.

Es un sitio muy tranquilo, nunca suele pasar nada y lo único que pasa, cuando es que sucede algo, son las típicas conversaciones entre la del segundo del dieciséis y la tercero del mismo número o entre la del tercero y la del primero del catorce, el número donde vivo yo. De hecho, creo recordar que lo más importante que ha sucedido en mi patio de vecinos fueron los ladridos de un perro que nos tuvo «atormentados» durante una semana. Pero llegó la vecina del cuarto de mi número y le puso las pilas a los dueños del perro.

Así pasan los días, viendo todos los días la misma tranquilidad de las diferentes comunidades o viendo a esos chicos que tienen siempre las luces de los fluorescentes encendidas desde bien temprano hasta bien tarde. Tiene pinta de oficina o de estudiantes de alguna oposición. Elucubraciones al fin y al cabo.

Ahora mismo los pájaros aprovechan la mañana para ir y venir de balcón en balcón y las hacendosas amas de casa barren y tienden la ropa lo que me lleva a pensar que nunca he podido tener esa planificación de deberes hogareña que ellas, como mi abuela, tienen. Mi vida es un caos a veces, pero me gusta pensar que incluso el caos tiene un orden, y ese es mi orden. Algo así como una teoría del caos en mi microespacio.

Echaba de menos escribir sobre mi vida en mi blog. A fin y al cabo pienso que mi blog es más eso, un diario personal que un blog de cocina.

Cómo hacer cookies de chocolate

El sábado hice unas masas de galletas para un taller que daba ayer, domingo, en Apetit´Oh. Lo llamé FunCookies, algo que en sí es una redundancia debido a que la palabra cookies ya engloba lo divertido que es hacerlas y comerlas. Las masas en cuestión eran de estas recetas:

La MegaGalleta de Toblerone
Una adaptación de esta otra receta de Cookies con chocolate y nueces
Las galletas bretonas
Las galletas de mantequillas inspiradas en un mantecado manchego

Y mientras hacía las masas y como algo inevitable terminé haciendo la receta de cookies de chocolate de hoy, que por cierto es la número 14 de mi capítulo de las 100 recetas de galletas. Así que ya tenemos lio para comenzar la semana con buen pie. Ya era hora, que este enero ha llegado muy cargado de trabajo y no estoy rindiendo todo lo necesario por aquí.

Por cierto, el 12 de febrero repito el mismo taller por si os interesa. Solo tenéis que poneros en contacto con Apetit´Oh.

Ingredientes para unas 15-20 galletas

150 g de harina normal
45 g de copos de avena molidos
75 g de azúcar moreno
100 g de azúcar blanco
115 g de mantequilla
1 huevo a temperatura ambiente
30 g de cacao en polvo (100%)
125 g cobertura de de chocolate con leche
1 cucharadita de impulsor
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharadita de sal

Elaboración paso a paso

1. En un bol pondremos la harina, los copos de avena molidos, la levadura y la sal.

1. BIS. Como veis yo pongo todo junto, pero porque lo hago en una amasadora, en la KitchenAid, y me salto algunos pasos.

2. En otro bol mezclamos hasta obtener una crema el azúcar moreno y el blanco con la mantequilla en pomada. Añadimos el huevo y mezclamos bien.

3. Añadimos la harina con el resto de ingredientes y cuando estén bien unidos añadimos el chocolate troceado. Antes era de los que ponía gotitas de chocolate pero con el paso del tiempo he preferido trocear el chocolate, ganan mucho las cookies de esta forma.

4. Ahora solo queda meter la masa en la nevera unos 20 minutos para que se endurezca un poco. Después cogeremos porciones, hacemos bolitas de unos 25-30 gramos y las aplastamos un poco sobre una lata de horno con papel de hornear encima.

5. Horneamos a unos 180 ºC con el horno precalentado durante unos 14 minutos. Aunque dependerá del tamaño de las galletas por lo que las sacaremos cuando veamos que empiezan a estar doradas.

6. Dejamos enfriar sobre la placa antes de cogerlas si no se romperán.