Galletas de mantequilla como mantecados manchegos

El verano llega a su fin, los días son más frescos, la mayoría hemos vuelto de vacaciones, en fin, que el otoño está a la vuelta de la esquina casi sin darnos cuenta, aunque seguro que el verano aún nos dará alguna sorpresa. Sea como sea, ya estoy aquí. Nos hemos ido todo el mes de agosto y qué mejor que volver con una receta de galletas de mantequilla inspiradas en un mantecado manchego.

Y todo tiene un por qué. Porque seguro que os estaréis preguntando, ¿es qué pasaba un mantecado por tu cocina y dijiste «voy a hacer unas galletas de mantequilla? Bueno, realmente es casi así. Durante el mes de agosto hemos estado en Torrevieja todo el mes, ya os contaré o mejor dicho, os mostraré algunas fotografías en otro post con curiosidades ya que ha sido un mes muy poco gastronómico. El caso es de vuelta a Madrid me gusta parar en Albacete y comprar algunas cosillas, unos mantecados manchegos no pueden faltar, además de Miguelitos de La Roda, queso curado en aceite de oliva, etc.

Tenía una mantequilla en la nevera, bueno… llamarla solo mantequilla es llamarle poco, hay que llamarla por su nombre. Tenía La Baratte du Crémier, mantequilla de leche cruda, realizada de forma tradicional con el método «baratte».

¿Qué es el método de fabricación «Baratte» de la mantequilla?

Mantequilla La Baratte du crémier Secre et Belle

No es otra cosa que un método tradicional que consiste en batir la mantequilla en barriles de madera, cuánto más antiguos mejor, a baja temperatura no menos de 15 horas, siendo las mejores mantequillas las que se baten entre 24 y 36 horas.

Tanto tiempo batiendo la mantequilla solo tiene un motivo, y es un característico sabor a nuez que tiene este tipo de mantequilla. Os hablo de la mantequilla de la cooperativa Sevre et Belle y otras tantas que elaboran mantequilla de esta forma.

Así que os podéis imaginar el resultado de estas galletas de mantequilla inspiradas en un mantecado. Como veréis en la elaboración, la inspiración me ha hecho respetar las cantidades y he sustituido cómo es lógico la manteca de cerdo por la mantequilla y el vino blanco por leche, para que sea una receta 100% para niños.

Actualizo

La mantequilla la compré en la quesería del mercado de San Antón en Madrid. Sé que la tienen al menos en el de San Miguel y en el de Chamartin. Imagino que estará en algunas queserías buenas que haya por la capital y en otras ciudades…

Receta 004 de galletas. Galletas de mantequilla inspiradas en un mantecado manchego

Pues sí, es la receta 004 de mi reto de las 100 recetas de galletas. En la lista de «To do» que me he marcado para esta temporada está el ser más constante en la actualización de mi blog y por supuesto en la elaboración de recetas del reto. ¿Lo conseguiré?. Bueno, de todas formas tampoco me voy a desesperar si no lo consigo, pero al menos, lo importante, es fijarse ese deber, ¿verdad?.

Ingredientes

250 g de mantequilla
385 g de harina
75 g de leche a temperatura ambiente
La ralladura de medio limón
Una pizca de sal
Azúcar para impregnar las galletas

Elaboración de las galletas de mantequilla

1. Empezamos trabajando la mantequilla para ablandarla. Esto es, la batiremos con ayuda de unas varillas hasta que sea como una pomada.

2. Formamos un volcán con la harina y ponemos todos los ingredientes dentro (mantequilla, la ralladura del limón, la sal y la leche) y con la punta de los dedos mezclamos hasta que esté bien unido pero sin trabajar mucho la masa para que no «coja correa» y en el horno, al cocerla, encoja.

2.1. Otra opción es mezclar todo junto en una batidora de pie (tipo Kitchenaid). En ese caso con mezclar unos segundos a velocidad media será suficiente.

3. Juntamos la masa y la envolvemos con film, la dejamos en la nevera por espacio de dos horas.

4. Al sacar la masa la trabajamos un poco y la estiramos con un rodillo dejando un grosor de un centímetro o centímetro y medio. Cortamos las galletas con un corta pastas y las disponemos en una placa de horno con papel sulfurizado (o papel vegetal para horno). Horneamos a 200 ºC durante 15 minutos.

5. Al sacar del horno dejamos enfriar un par de minutos las galletas y todavía calientes las pasamos por azúcar. Las dejamos enfriar del todo y a comer.

El resultado de estas galletas de mantequilla son muy similares en textura a las de un mantecado manchego pero con la suavidad, aroma y sabor que le da la mantequilla.

Pin It on Pinterest

Share This