Y como cada 10 de julio desde hace 3 años, tocaba celebrar su cumpleaños. El primer año le hice una “tarta 1”, el segundo año le hice una sachererizo y este año ha tocado algo un poco diferente, una mega galleta de kit kat y helado de leche merengada. Que por cierto, es la receta de galletas 003 de mi auto reto.

En tres años nos ha pasado de todo, qué os voy a contar a los que seáis padres y sepáis los sacrificios que se hacen por los hijos. Bueno, no lo llamaría sacrificio, ya que consiste solo en hacer lo que crees que es mejor para ellos sin importar nada todo lo demás. Tal vez toca ir menos al cine, menos de restaurantes, menos con los amigos, pero la devolución desinteresada de amor que te dan los hijos es algo tan grande que todo lo demás pasa a un segundo plano.

De hecho, en estos días estoy convencido, de que a pesar de que los peques se hacen mayores y tal vez pasen por años complicados en los que les parece que el mundo está contra ellos, incluidos sus padres… incluso en esa aparente separación padres/hijos, os podéis sentir orgullosos porque serán los únicos que realmente estarán a vuestro lado toda la vida. Son de los únicos que podéis esperar que siempre estarán ahí y os tendrán presentes.

En fin, que ellos se merecen una mega galleta y mucho más.

Cómo hacer una megaGalleta de Kit kat y helado de leche merengada.

Del por qué de la receta, pues realmente es un poco por pura imitación con una dosis de exageración. Dosis perfecta para conseguir una receta simpática de galletas con helado.

Ingredientes para la megaGalleta

    300 g de harina normal
    90 g de copos de avena
    150 g de azúcar moreno
    200 g de azúcar blanco
    225 g de mantequilla
    2 huevos grandes a temperatura ambiente
    1 cucharadita de impulsor (levadura tipo Royal)
    2 cucharaditas de esencia de vainilla
    1 cucharadita de sal
    Mini kit kat (la cantidad a gusto de cada uno)

Ingredientes para el helado de leche merengada

    1 litro de leche entera
    200 g de azúcar
    1 canela en rama
    150 g de azúcar
    3 claras de huevo

Elaboración de la megaGalleta

1. Empezamos precalentando el horno a 180 ºC y engrasamos un recipiente apto para el horno. Cobra un poco de glamour el tema si lo haces en una sartén de hierro fundido. En mi caso lo que veis es una cazuela de aluminio fundido. De 24 cm y con unos 6 cm de profundidad.

2. En un bol pondremos la harina, los copos de avena, la levadura y la sal en un bol grande.

3. En otro bol mezclamos hasta obtener una crema el azúcar moreno y el blanco con la mantequilla en pomada. Añadimos los huevos de uno en uno y mezclamos bien.

4. Añadimos la harina con el resto de ingredientes. Mezclamos hasta que veamos que está todo bien unido. No hace falta que sea durante mucho tiempo.

5. Repartimos la masa por la cazuela (o sartén) y ponemos los kit kat por encima. Apretamos un poco e introducimos en el horno durante unos 30-35 minutos. Hasta que veamos que está dorada por igual.

Elaboración del helado de leche merengada

1. Hervimos la leche con los 200 g de azúcar y la canela en rama, removemos para que no se pegue. Cuando llegue a hervir la retiramos y dejamos infusionar la canela unos 5 minutos. Después colamos y dejamos enfriar.

2. Ponemos la heladora a funcionar y según el modelo y las instrucciones para hacer helado procederemos. En mi caso utilizo el bol helador de la KitchenAid. Empezamos a helar la mezcla anterior y cuando esté por la mitad incorporamos las claras montadas a punto de nieve junto con el azúcar lo que habrá hecho una especie de merengue.

3. Terminamos de helar y guardamos en el congelador hasta que se forme por completo. En este caso en un bol para que tenga esa forma redonda.

4. Por cierto, las claras montadas con el azúcar se puede sustituir por la misma cantidad de merengue italiano. Tal vez, un día de estos haga la receta.

Y para finalizar…

Para finalizar la megaGalleta de Kit kat y helado de leche merengada solo queda montar la bola de helado encima de la galleta. Mojamos el bol en agua caliente y damos la vuelta sobre la galleta. Espolvoreamos un poco de canela molida sobre el helado y a soplar las velas del cumpleaños.