Helado de vainilla con cookies y gotitas de chocolate o como me he inspirado en mi helado favorito de Ben & Jerry´s tal vez debería llamarlo Cookie Dough Ice Cream. Y es que eso es lo que es, para hacer este helado se utiliza un helado de vainilla que se hace con una crema inglesa aromatizada y en el momento de empezar a formarse el helado se le añade la masa de las galletas en trocitos y las gotitas de chocolate. ¿Sencillo, verdad?

Bueno, esta es la receta 001 de galletas del reto que me he propuesto hacer. Y por qué hacer esta precisamente. Pues porque cumple los requisitos, la de ser una receta de galletas un tanto diferente, puesto que no van cocinadas y encima van dentro de un helado. Además, me gustaría que las cinco primeras recetas sean con helados diferentes y de diferentes formas. Tal vez la siguiente sea una receta de sandwich helado.

Respondiendo a los comentarios del post de ayer debo decir que intentaré sorprender con las recetas, imagino que algunas estarán mejor que otras, pero desde luego que intentaré que todas ellas tengan algo interesante. Por ejemplo, estoy pensando en hacer entre 5 y 10 tipos de galletas de mantequilla diferentes. Variando, precisamente el tipo de mantequilla utilizada: leche cruda, oveja, cabra… etc.

Cómo hacer un helado de vainilla con cookies y gotitas de chocolate

Vayamos por partes, por un lado haremos la masa de galletas y por otro lado el helado. Para la masa de galletas he elegido una muy sencilla, unas galletas de mantequilla y ya está. Pero pensar en las posibilidades que tiene, de hecho este tipo de helados en Estados Unidos se hacen con una masa de galletas que venden refrigerada y lista para cortar, formar y hornear de la marca Pillsbury. Las hay de muchos tipos diferentes que os pueden dar ideas para hacer vuestra propia masa de galletas en casa.

El helado. En este caso yo os aconsejo utilizar una heladera para hacerlo ya que os quedará infinitamente mejor. Si no tenéis heladera solo tendréis que cambiar el paso de la heladera por: «Según vaya congelándose el helado en la nevera sacar y remover hasta que se haya congelado por completo». La verdad que hay helados mucho más fáciles de hacer sin heladera, como lo pueden ser los que llevan claras batidas a punto de nieve o nata montada que estos helados a base de crema inglesa.

Ingredientes

Para la masa de galletas

150 g de mantequilla
200 g de harina normal
80 g de azúcar en polvo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1/2 cucharadita de sal

Para el helado

250 ml de leche entera
150 g de azúcar
250 ml de nata (35% m.g)
4 yemas de huevo
1 vaina de vainilla
Además, 200 g de la masa de galletas y 50 g de pepitas de chocolate. (El resto de masa las podemos hornear)

Elaboración de la masa de galletas

La masa de galletas es muy fácil de hacer. Tendremos la mantequilla en pomada y la trabajaremos con la punta de los dedos junto al resto de ingredientes hasta formar una masa.

Después cogemos porciones y hacemos canutillos como los que hacíamos de pequeños con la plastilina. Los envolveremos en film y los dejamos al menos una hora en la nevera para que se endurezca la masa.

Continuaremos con el helado. Vamos a hacer una crema inglesa. De las diferentes formas que existen para hacerla yo prefiero la siguiente que es la que menos perdida de color (que proporcionan las yemas) tendrá. Empezamos mezclando la leche con el azúcar y calentamos, removiendo para que el azúcar se deshaga. Si tenemos una vaina de vainilla podemos sacar las semillas con la punta de un cuchillo y lo añadimos a la leche para que infusione.

Por otro lado separamos las yemas de las claras. Estas ultimas las podemos guardar en la nevera para utilizar en otro postre o incluso congelarlas. Mezclamos las yemas con la nata y añadimos la mezcla anterior poco a poco.

Volvemos al fuego todo y hervimos, removiendo poco a poco. Será el momento de añadir esencia de vainilla si no teníamos una vaina. Cuando empiece a espesar un poco retiramos, colamos para retirar alguna parte que haya podido cuajar y dejamos enfriar. Podemos enfriar rápidamente metiendo el bol en otro con hielo o bien lo dejamos en la nevera removiendo poco a poco.

Es el momento de hacer el helado, propiamente dicho. Montaremos nuestra heladera y seguiremos las instrucciones dependiendo el modelo. Normalmente tarda unos 10 o 15 minutos en hacerse el helado. En el momento que empiece a espesar (es decir se está enfriando) añadimos la masa de galletas cortada en trocitos y las pepitas o gotitas de chocolate.

Seguimos con la heladera unos minutos y dejamos en un recipiente hermético en el congelador.

Para comer el helado hay que hacer como con el resto. Sacamos a la nevera unos 15 o 30 minutos antes y disponemos porciones al gusto para cada uno. Con estas medidas tendréis para unas 6 personas.

Pin It on Pinterest

Share This