Cinnamon Rolls

En ocasiones solemos quejarnos (me incluyo) de las malas influencias que nos llegan de Estados Unidos. Lo dejo así abierto porque nos quejamos de todo: partidos políticos, películas de cine, series, cultura musical … y por supuesto también nos quejamos de las malas influencias que nos llegan en gastronomía.

En este último aspecto creemos que la gastronomía española es la mejor del mundo y en contra posición solemos poner el fast food como esa forma de alimentarse de Estados Unidos y que nos ha “invadido”. No voy a entrar a juzgar esto, no quiero atacar el fast food ni tampoco defenderlo, creo que no me corresponde y que no es la temática de mi blog.

Hay que tener miras un poco abiertas para entender todo tipo de culturas gastronómicas y sí yo tengo algo claro es que lo que han hecho en el terreno de la repostería y bollería es desde luego para agradecérselo. Una de las recetas que seguramente más me gustan de allí es la de los cinnamon rolls, y la que hoy he hecho es esta de cinnamon buns que tienen una cobertura de glaseado. Si bien es cierto que las cosas no me salen perfectas y quería hacer los sticky bun que se hacen con una cobertura de caramelo (pero se me quemó por estar a otras cosas).

Por otro lado esta semana promete, y como promete para mi en lugar de empezar en lunes empezó ayer, adelantando trabajo a destajo porque asistiré a Madrid Fusión. Tengo que decir que el año pasado, que también fui, me defraudó un poco. Pero como este año ya sé lo que me puedo encontrar iré con otros ojos y seguro que lo disfrutaré mejor. En especial por toda la gente que espero conocer, a otros tantos que espero desvirtualizar y a otros que espero reencontrar. Ahora, de lo que allí acontezca os mantendré informados en Directo al Paladar. Ahora a por la receta de hoy.

Cómo hacer cinnamon rolls

Sobre la receta en particular ya os he comentado que he hecho la versión que va glaseada, un glaseado tradicional de azúcar, unas gotas de zumo de naranja y leche (en lugar de agua). Si buceáis por blogs de Estados Unidos descubriréis un millón de glaseados diferentes, además de diferentes rellenos para estos bollos, todos eso sí con canela.

Ingredientes

    850 g aprox. de harina de fuerza
    5 g de levadura instantánea de panadero
    375 ml de leche entera
    100 g de azúcar
    100 g de mantequilla
    2 huevos
    1 cucharadita de sal

Para el relleno

    50 g de mantequilla
    150 g de azúcar
    1 cucharada de canela

Para el glaseado

    200 g de azúcar glass
    6 gotas de zumo de naranja o limón
    4-6 cucharadas de leche entera

Elaboración, paso a paso de los cinnamon rolls

1. Por un lado mezclaremos la harina con la levadura. Al ser instantánea de panadería no nos hará falta hidratarla primero.

2. Por otro lado mezclamos la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. Lo calentamos para que se derrita la mantequilla y posteriormente y fuera del fuego añadimos los huevos, mezclando enérgicamente.

3. Añadimos esta mezcla a la harina y amasamos. El resultado de la masa debe ser suave, que no se pegue a las manos. Si es necesario añadir un poco de harina o un poco de líquido lo haremos. Dependiendo si está pegajosa o bien está muy seca. Amasaremos a mano unos 10 minutos o 5 minutos en maquina.

Elaboración de los cinnamon rolls

4. Dejaremos que la masa fermente hasta el doble de su tamaño inicial. La amasamos para desgasificar y volvemos a dejar que leude.

5. Estiramos la masa con un rodillo sobre la mesa enharinada. Hacemos con una forma alargada y estrecha a lo ancho. La pintamos con mantequilla derretida y espolvoreamos por encima una mezcla de azúcar con canela. Enrollamos y cortamos trozos de unos 2 cm.

Cinnamon rolls pre-horno

6. Los colocamos en un molde de bizcochos o similar previamente engrasado con mantequilla. Los dejaremos un poco separados para que cuando fermenten de nuevo se junten. Horneamos a 200 ºC durante unos 20 o 25 minutos, hasta que estén dorados.

7. Los sacamos, y todavía en caliente echaremos por encima el glaseado. La mezcla de azúcar, zumo y leche debe dejar una mezcla espesa. Dejamos enfriar y servimos.

Si no habéis comido nunca unos cinnamon rolls, no sabéis lo que os perdéis. Si los habéis comido, por ejemplo en la cadena Cinnabon si habéis tenido la suerte de viajar por Estados Unidos, ahora podréis hacerlos en casa. Y si los sabéis preparar no tenéis más que decirme vuestra receta para poder comparar resultados (seguro que geniales todos).

No puedo hacer más que recordar mi pasión por la canela con el pan de canela que hice hace un tiempo. ¡Viva la canela! He dicho.