Ayer tuve la oportunidad de intercambiar unos tweets con Babette a raíz de esto de las masas madres y sobre su denominación (que yo utilicé) como «natural» en un tweet. Cierto es que son todas, las masas madres, naturales y que lo demás son prefermentos, aunque podemos entender que la denominación «natural» está referida para este tipo de masa, que realmente actúa como levadura. A lo cual añadió que a ella le gusta denominarlas como levaduras salvajes, denominación que a mí personalmente me encanta.

Para el sexto día ya no necesitaremos nada, ya que no es más que esperar 24 horas a que nuestra levadura salvaje esté lista. Si hasta ahora no había crecido y solo había salido un poco de espuma y cambiado el aroma a un tono ácido, en el sexto día nos encontraremos que nuestra levadura sube más del doble, por lo que es importante tener un bote donde quepa sin problemas.

Ahora mismo mi bote de levadura natural descansa en la nevera, en un rato la sacaré durante 1 o 2 horas para que se reactive y hacer un pan con esta maravilla que me han enviado de la Mi espacio gourmet gracias a mis amigos los Gastrónomos del Ebro.

Trufa