Ayer fue nuestro quinto día y aunque no pude postear hay que decir que es increíble ver la evolución de una levadura o masa madre natural. Lleva algo más de 12 horas después de su quinto día y hay que decir que está creciendo increíblemente bien. Así que todo indica que ha salido perfecta.

Lo único que tendremos que hacer hoy es comprobar que hay un poco de espuma y que la masa ha fermentado un poco, tendrá un olor ácido importante al abrir el bote. Entonces retiramos 3/4 partes de la masa (lo tiramos o damos a alguien para que continúe con el quinto día). Añadimos 100 gramos de agua, mezclamos y añadimos 125 g de harina blanca de fuerza, mezclamos bien, cerramos y otras 24 horas a unos 20 ºC. (Mi masa está a una temperatura de unos 21,5 ºC).

Y como ya sabéis que mi blog es más personal que gastronómico (cada vez lo tengo más claro) me gustaría compartir una frase de Assange que ha publicado El Mundo y con la cual me siento muy identificado, por el pensamiento: «cada vez que somos testigos de una injusticia y no actuamos somos más pasivos ante su presencia y con ello podemos llegar a perder toda habilidad para defendernos y para defender a quienes queremos».