Empezaremos por un problema existencial. Seguiremos dando las gracias por el 9º puesto en los premios Bitácoras. Y terminaremos con la biblioteca de cocina de Loreto de Sabores de colores (más vale tarde que nunca).

Trabajar en casa no es fácil. No, no lo digo porque sea un quejica empedernido. Lo digo porque es la realidad. Miles de distracciones en tu lugar de trabajo y si le sumamos las particularidades de ser autónomo, digamos que es peor todavía: La lucha de parecer que se cobra mucho al mes, pero sin embargo hay que pagar seguridad social e IVA. Trabajar una media de 10 horas al día ya sea lunes o sábado o domingo y darte cuenta de que es festivo nacional o local porque el mismo día que cae lees en twitter o facebook sobre la festividad. No, trabajar en casa definitivamente no es algo genial y fantástico.

Por supuesto tiene sus ventajas (cuando no se tiene mucho trabajo). Por ejemplo que puedes ir al médico sin tener que dar explicaciones a nadie. O que puedes ir a la compra a media mañana. Hacer la comida bien, etc. Bueno, no eres tu propio jefe (en algunos casos si). Cuando tienes mucho trabajo todas las ventajas que acabo de decir se convierten en un problema ya que al final le tienes que quitar a tu día el poco tiempo de ocio que tendrías por tener que trabajar.

¿Y esto como se paga? O mejor dicho, ¿Cómo se pone en valor trabajar 10 horas de media ya sea entre semana o fin de semana, no tener tiempo de ocio, etc.? Difícil cuestión, porque sorprendentemente tu trabajo siempre habrá alguien que lo haga más barato que tú. Después puedes vender tu reputación, la cual sirve de mucho, solo para los que no te pagan. Y esperar el día en que seguramente llegue un Angel Business que vea realmente el diamante en bruto y … entonces. Se acaben los problemas. ¡Mientras a trabajar! ¡Qué remedio!, ¿no? Ahí entra El Monstruo de las Galletas con todos sus contenidos, para hacer pequeñas islas flotantes donde tirarse al sol. Y gracias por seguirme, leerme y comentarme.

Ahora la biblioteca de cocina de Loreto.

Mmm mis tres libros favoritos… La larousse gastronomique no cambia… es apasionante como por orden alfabético encuentras terminología perfectamente explicada y descripciones apasionantes de los lugares de donde provienen muchos alimentos o por qué se llaman de una forma u otra…

Los otros dos, son nuevas adquisiciones… uno es Salsas y el otro Masas de Michel Roux… libros de cabecera de los cuales se pueden sacar miles de ideas a partir de preparaciones básicas! fantásticos!!

Siempre cualquier libro puede llegar a ser increíble, siempre conseguirán que vuele la imaginación de cualquier apasionado de la gastronomia.

Animaros a enviar la foto de la biblioteca, mínimo 600 pxl de ancho, y 3 sugerencias de libros a recomendar. A parte de todo lo que queráis a [email protected]

Pin It on Pinterest

Share This