Ayer Anna Libera escribió en su blog un post titulado De por qué me hice blogger y me hizo recordar mis razones para hacerme blogger. Puedo decir que soy blogger desde el primer día que empecé a escribir en El Monstruo de las Galletas. Es desde ese momento cuando comprendí a otros bloggers más veteranos y todo aquello que escribían en sus blogs… bueno, una serie de bloggers que por su forma de sentir y ver las cosas me hicieron replantearme el crear mi propio blog y sobre todo hacerme blogger.

Fue en Navarra Gourmet de 2009 cuando decidí que debía arrancar el proyecto que me llevaba rondando la cabeza durante unos meses, pero que hasta entonces no había sentido la necesidad de crear. Recuerdo que en la mesa que me tocó participar en el I encuentro de bloggers dije algo relacionado con este tema, comenté que yo no era blogger, era editor de blogs. Es así como me sentía, ser blogger es algo diferente por mucho que mi trabajo lo desarrollé con un sentido de la ética similar a bloggers veteranos.

Escribo en Directo al Paladar desde el 9 de febrero de 2008. Soy blogger desde el 29 Junio 2009, primer post de El Monstruo de las Galletas. Sí, para mí son cosas diferentes. El primero se ha convertido en mi trabajo, con el que puedo decir que me gano la vida y consigo llegar a fin de mes (con sus más y sus menos). El segundo, El Monstruo de las Galletas, es mi ventana al mundo, mi forma de sentir una pasión, la forma de comunicarme con la gente que tiene a bien compartir un momento de su vida cuando entra en mi blog y me lee.

Para ambos sitios, mi trabajo y mi ventana, utilizo exactamente el mismo tipo de ética. Será acertada o no para los ojos que me vean pero yo soy estoy muy satisfecho de poder sentir que todo lo que expongo es, desde el principio y espero que hasta el final, producto de lo que vivo.

Me hice blogger exactamente para eso, para sentir lo que otras personas con sus palabras escritas en sus bitácoras conseguían transmitirme pero que hasta el 29 de junio no empecé a sentir por mí mismo. Os hablo de la principal arma y defensa de un blogger: su opinión construida a base de sus propias vivencias.