El arroz con leche, seguramente sea uno de los postres más clásicos y tradicionales que existan en la cocina española. Pero también es un postre que llevo bastante dentro de mí. Recuerdo unas vacaciones un poco extrañas que hicimos con mi padre y mi abuela por Asturias y como se convirtió en todo un fiasco la búsqueda de un arroz con leche quemado.

Todo empezó un domingo de principios de septiembre de algún año cercano a 1995. Sí, en plan abuelita de las Chicas de Oro «Sicilia, 1883…». Mi padre nos sorprendió con que la mañana siguiente nos íbamos a Asturias de tour, desde el occidente hasta el oriente pasando por diferentes ciudades y pueblos. Un día en cada sitio, a la aventura, a buscar alojamiento, comida, etc. Las recuerdo como unas vacaciones apasionantes, sobre todo en el aspecto gastronómico. De hecho desde entonces estoy enamorado de la gastronomía asturiana (al margen de que mi abuela paterna sea de allí).

El caso es que comimos más tostas de cabrales, chorizo a la sidra, entrecots al cabrales, fabada, cabritu, y un millón de platos más que lo que una persona normal podría comer. El lema era reventar antes que sobre… el mal del pobre, vamos. Pero no hubo forma de comer un arroz con leche en condiciones en ningún sitio. Todos tenían el quemador roto, o eso decían. Sea como sea siempre tendré esa espinita clavada y aunque utilizar un soplete no es igual, creo que es lo mejor para casa. Así que adelante con la receta.

Ingredientes para 6 personas

1 litro de leche
Canela en rama
Piel de limón
Piel de naranja
125 gr de azúcar más un poco más para quemar
150 gr de arroz (grano redondo)

Limón, naranja y canela - elmonstruodelasgalletas.com

Cómo hacer arroz con leche quemado

Primero blanqueamos el arroz en agua hirviendo durante 3 minutos. Lo colamos y refrescamos bien bajo el grifo de agua fría. Lo reservamos mientras preparamos el resto.

En un cazo ponemos leche junto con la canela, la piel de limón y la piel de naranja. Mejor que lo atemos todo para que sea más fácil quitarlo después. Dejamos infusionar durante unos minutos una vez que empiece a hervir la leche. Añadimos el arroz y dejamos cocer 10 minutos. Después añadimos el azúcar y sin parar de remover dejamos que el arroz llegue al punto de ternura adecuado.

Arroz con leche quemado - elmonstruodelasgalletas.com

Lo repartimos en recipientes individuales y lo dejamos enfriar en la nevera. Al servir añadimos un poco de azúcar y lo quemamos con un soplete. Y por último añadimos un poco de canela molida y a comer.

Dedicatoria

No suelo hacerlo, es como en los programas de la tele cuando la gente saluda a sus vecinos. Pero quiero dedicarle esta receta de arroz con leche quemado a mi padre al que llevo muy dentro de mí.